No estamos preparados para el “boom” del coche eléctrico.

Una mayor inversión en digitalización o permitir vincular dos contadores a una única factura de la luz en una acometida comunitaria serán claves para soportarlo, según los expertos.

Resultado de imagen de coches electricos repostando en casa

Aún queda tiempo para que podamos ver las autopistas llenas de coches eléctricos, y los datos recopilados por la Asociación Empresarial para el desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) así lo demuestran.

Durante el año 2017 se matricularon en España 13.021 vehículos electrificados, entre eléctricos puros e híbridos. En el último mes de enero hay que sumar 1.287 incluido cuadriciclos, ciclomotores y motocicletas. A pesar de que las ventas han aumentado en un 226% respecto al año pasado, la cuota de mercado de los turismos eléctricos es de un escaso 0,713%, la mayor de la historia, pero lejos aún de sus aspiraciones. Pero nuestra red eléctrica está preparada para resistir un “boom” de recargas por parte de vehículos?

“Si todos en una comunidad se pusieran a recargar su coche eléctrico, seguramente la red de la compañía distribuidora se saturaría.” Admita Jorge Morales. director de la compañía Geotlander.´La saturación de la red no sería un problema de generación de energía, sino de su distribución y del actual sistema de consumo. En los hogares españoles la potencia contratada suele estar entre los 4 o los 5kW. (Cuando en casa preparamos la cena, ponemos la lavadora y utilizamos el calentador para ducharnos, el consumo de energía ya se acerca a su límite. Si en ese momento conectásemos nuestro coche eléctrico de 2,3kW de consumo, los plomos saltaría porque se superaría la potencia contratada.

Hay varias soluciones ante este problema. Podríamos pensar en contratar más potencia (con el consiguiente aumento de la factura) o, lo mejor sería programar la carga para horas de bajo consumo, como la madrugada. Sería una locura que cada persona tirara un cable desde su plaza de garaje hasta su contador, por eso los vecinos deberían acordar instalar una nueva acometida de la comunidad con todos los puntos de carga vinculados (el precio por instalarlo serían entre 600 y 1000€). Pero para ello habría que cambiar la regulación eléctrica para que la compañía eléctrica no nos cobrara el doble por la potencia de casa más por la potencia que tiene en el punto general de la comunidad. El consumidor pasará ha hacer uso de la recarga inteligente, de forma que cada consumidor programa la carga para la horas de madrugada con menor consumo eléctrico.

Elaborado por Guillermo Calleja a partir de: Elconfidencial.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s