Suma Capital compra el 32,5% de la cadena de panaderías Turris

El negocio de las panaderías seduce al capital riesgo. Tras la venta de el Firner a Corpfin a finales de 2014 y la de SantaGloria, l’Obrador y el Molí Vell a Nazca en marzo de 2015, ahora le ha llegado el turno a Turris, aunque tanto el modelo de la cadena como las características de la operación son esta vez diferentes.

turrispanes.png
A través de su fondo para empresas medianas SC Growth, la firma barcelonesa de capital de riesgo suma capital ha tomado el 32,5% de la enseña dedicada a la elaboración y venta de pan artesano, que cuenta con una red de 12 establecimientos en Barcelona – dónde está la sede de la empresa y la mayoría de los locales-, Sant Cugat del Vallès, Granollers y Sabadell.
Cada panadería dispone de su propio obrador y ofrece a sus clientes una extensa variedad de panes recién horneados. En los locales de Turris no hay degustación, algo que si ocurren las cadenas controladas por Corpfin y Nazca. La enseña se sitúa en la franja alta del mercado y sus precios así lo atestiguan.

Suma Capital se convierte ahora en uno de los socios de referencia de la compañía junto con Xavier Barriga, que fundó Turris en 2008, y Manel Sellarés, ex ejecutivo de Europastry y que en 2010 se incorporó a la cadena de panaderías como director general. Barriga, que ocupa la presidencia, y Sellarés se reparten el 67,5% del capital.
Se trata de una operación de sustitución, ya que suma releva el accionariado de Turris a Ferine, firma propietaria de la cadena catalana del mismo sector Enrich. Ferine apoyo en su día a Barriga en el lanzamiento de Turris y, como socio inversor, poseía hasta ahora el 32,5% de la marca. Por lo tanto, la inversión de Suma – cuyo importe no ha trascendido – se destina íntegramente a la compra de las acciones que tenía Enrich, aunque la intención de respaldar desde el punto de vista de la gestión el crecimiento de Turris.
El plan de futuro de la enseña contempla duplicar en cuatro años el tamaño de la red, hasta llegar a unas 24 panaderías. Las aperturas se realizarán, sobre todo, en Barcelona y ciudades cercanas a la capital. Todos los locales son propios y no está previsto crecer con franquicias.

En principio, Turris, que no tiene deuda, afronta su estrategia de futuro con los recursos que genera el propio negocio. En 2016, su facturación fue de 6,54 millones de euros, con un beneficio de 876.017 €. La previsión para este año apunta unas ventas de 10 millones de euros. La plantilla de Turris está formada por 120 personas.
Tras la entrada del nuevo socio, la firma ha creado un consejo de administración con Barriga, Sellarés y dos representantes de Suma.

Elaboración propia a partir de LaVanguardia.es

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s