¿Vuelta a las andadas? La temporalidad laboral vuelve a los niveles de la burbuja

  • Se situó en el 22,86% en el tercer trimestre, máximo desde 2008
  • El 37% de contratos firmados este año tiene una duración inferior al mes.

La alta tasa de trabajadores temporales nunca ha dejado de ser una característica del mercado laboral español, pero en los últimos trimestres no ha hecho más que agudizarse. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), al cierre del tercer trimestre había 4,355 millones de asalariados con un contrato temporal en España, lo que supone su nivel más alto desde finales de 2008.

Pero, lo que es más preocupante, la tasa de temporalidad (porcentaje de trabajadores temporales sobre el total de ocupados) también ha vuelto a subir, hasta situarse en el 22,86%, lo que significa que los contratos temporales han crecido más que la ocupación en este trimestre. Así, los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que esta tasa se encuentra en su nivel más alto desde el tercer trimestre de 2008, manteniendo la senda de crecimiento mostrada en los últimos años. La tasa de temporalidad marcó mínimos en el primer trimestre de 2013, cuando se situó en el 18,02%.

Si se tiene en cuenta sólo el nivel de asalariados de España, los resultados son similares. En septiembre el 27,38% de los asalariados tenían un contrato temporal, según la EPA. Este porcentaje también es más alto desde 2008.

Antes de la crisis, la tasa de temporalidad del mercado laboral español superaba incluso el 26% del total de ocupados y el 30% de los asalariados, aunque se redujo muy rápidamente con el estallido de la burbuja inmobiliaria. Hasta 2013, este porcentaje no dejó de bajar y retomó la senda ascendente con la recuperación del empleo a partir de 2014. En menos de cinco años, esta tasa ha subido casi cinco puntos.

Preocupa la corta duración de los contratos temporales

A diferencia de antes de la crisis, una de las características de estos contratos temporales es su escasa duración. Hasta septiembre, la duración media de los contratos temporales ha bajado hasta los 52,03 días, su segundo nivel más bajo de la serie histórica, con excepción del año pasado. El promedio de 2017 es un 33% menor que la que registraron los contratos firmados a lo largo de 2008. En los años previos a la crisis, la duración media de los contratos temporales rozaba los 80 días, según los datos del Ministerio de Empleo.

Si se tiene en cuenta sólo el nivel de asalariados de España, los resultados son similares. En septiembre el 27,38% de los asalariados tenían un contrato temporal, según la EPA. Este porcentaje también es más alto desde 2008.

Antes de la crisis, la tasa de temporalidad del mercado laboral español superaba incluso el 26% del total de ocupados y el 30% de los asalariados, aunque se redujo muy rápidamente con el estallido de la burbuja inmobiliaria. Hasta 2013, este porcentaje no dejó de bajar y retomó la senda ascendente con la recuperación del empleo a partir de 2014. En menos de cinco años, esta tasa ha subido casi cinco puntos.

CONCLUSÓN:

FUENTE: El economista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s