La Generalitat ha “congelado” la tramitación de BCN World

 

Unknown.jpeg

La multinacional Hard Rock se comprometió el pasado mes de julio a realizar una inversión de 2.000 millones de euros en su megacomplejo turístico dedicado al ocio y a las apuestas en la Costa Daurada, pero la Generalitat aún no le ha adjudicado la licencia de casinos. El proyecto popularmente conocido como BCN World suma reiterados retrasos y La Caixa, propietaria de los terrenos, ha tenido que prorrogar hasta tres veces la opción de compra que obliga a la Generalitat a pagar 110 millones de euros. El último plazo caduca el 31 de diciembre. El Departamento de Economía reconoce que los plazos “se han congelado”.

Hard Rock, la única empresa que finalmente se interesó por desarrollar el megacomplejo, avanzó en julio su plan para invertir 2.000 millones de euros en la construcción Hard Rock Entertainment World, un espacio con dos hoteles y 1.100 habitaciones, una área comercial con 75 tiendas y un casino de 10.000 metros cuadrados. El coloso generaría 11.500 puestos de trabajos y se desarrollaría por fases: la primera dejaría no menos de 600 millones de euros. Lluís Salvadó compareció en verano para anunciar que, antes de terminar el año, el inicio de las obras sería una realidad. Pero, tras los rimbombantes anuncios, la tramitación se ha encallado. El departamento de Economía reconoce que los plazos “se han congelado”. Las mismas fuentes aseguran que “el concurso sigue” pero no concretan para cuando tiene previsto la Dirección general de Tributos y Juegos dar luz verde a la licencia de casino, un trámite clave para que Hard Rock conserve su propuesta.

Mientras, se acerca la fecha límite que obligaría a la Generalitat a pagar 110 millones de euros a La Caixa por los terrenos donde se debe construir el megacomplejo turístico. A finales de 2014 la Generalitat, concretamente a través del entonces consejero de Economía Andreu Mas-Colell, pactó una opción de compra sobre los solares, situados junto al parque Port Aventura, cuando la compañía Veremonte del empresario Enrique Bañuelos renunció a desarrollar BCN World.

La opción de compra se planteaba como una solución de urgencia para tratar de salvar la operación de desarrollo del macrocomplejo. El Govern aseguró que, subrogándose en el pago, reforzaba “el control sobre el proyecto” y Andreu Mas-Colell afirmó que se trataba de una solución “óptima” para la Generalitat, puesto que pasaba a gestionar directamente a través del Incasol la asignación de los terrenos de BCN World. Fue entonces cuando Felip Puig, que ocupaba la consejería de Empresa, aseguró que con la intervención directa de la Generalitat se agilizaría el proceso y sentenció: “En 2015 el proyecto estará listo”.

Fuente: Elaboración propia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s