La nave Juno de la NASA descubre “fenómenos inexplicables” en Júpiter

Captura de pantalla 2017-05-26 a la(s) 10.47.40

Algo extraño pasa en Júpiter.

Los primeros resultados de la misión Juno, presentados ayer en rueda de prensa por la NASA y hoy en dos artículos científicos en la revista Science, desafían la visión que los astrónomos tenían del planeta.

En lugar de encontrar un gran ciclón dominando la atmósfera en cada polo como ocurre en Saturno y como esperaba el equipo de la misión, Juno ha encontrado un sinfín de pequeños ciclones arremolinándose en las regiones polares. Es “un fenómeno inexplicable” teniendo en cuenta lo parecidos que son ambos planetas, destaca Agustín Sánchez-Lavega, especialista en atmósferas planetarias de la Universidad del País Vasco.

Otras sorpresas que por ahora no tienen explicación son:

Un campo magnético descomunal, diez veces más potente que el de la Tierra;

Un campo gravitatorio que tampoco se ajusta con precisión a las predicciones –aunque la diferencia no es tan grande como con el campo magnético-, lo que significa que los modelos teóricos del interior de Júpiter son incompletos o erróneos.

Un gran penacho de amoníaco en la región ecuatorial que se eleva desde las profundidades del planeta como un géiser en la atmósfera.

“Hay tanto ocurriendo aquí que no esperábamos que hemos tenido que dar un paso atrás y repensar esto como un nuevo Júpiter”, declara Scott Bolton, investigador principal de Juno.

Son los primeros resultados de la misión desde que llegó al mayor planeta del sistema solar el pasado verano. La nave se ha situado en una órbita elíptica muy alargada alrededor de Júpiter que le permite acercarse a 4.200 kilómetros de las nubes más altas de la atmósfera cada 53 días.

A diferencia de misiones anteriores, que no se habían aventurado tan cerca de Júpiter por temor a que la intensa radiación del planeta dañara sus instrumentos, Juno tiene un asiento de primera fila para escrutar la atmósfera y el interior del gigante. Esto le permite cartografiar con una precisión sin precedentes los campos magnético y gravitatorio del astro, lo que ayudará a comprender cómo es Júpiter por dentro. Además, Juno sobrevuela las regiones polares de Júpiter, que ninguna nave había podido observar hasta ahora.

Información extraída de La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s