Los estibadores dan una tregua al Puerto de Valencia

La carga y descarga de mercancías en el Puerto de Valencia se está desarrollando con total normalidad desde la noche del viernes, cuando los estibadores abandonaron las «marchas lentas» que mermaron la operativa en los muelles durante casi toda la semana pasada. Según confirmaron fuentes de la comunidad portuaria, la productividad se ha recuperado hasta los niveles habituales en el recinto del Grao.

El colectivo de la estiba ha dado una tregua a los operadores de las terminales portuarias, principales perjudicados por la caída en el ritmo de trabajo, justo antes de sentarse con Anesco, la patronal que aglutina a las principales firmas del sector. La estabilidad de esta tregua resulta, sin embargo, incierta, ya que esta organización de ámbito estatal tiene previsto someter hoy a votación su disolución como interlocutor para la negociación colectiva. Este movimiento podría obligar a negociar convenios colectivos en cada puerto, un escenario que rechazan de forma rotunda los sindicatos.

En cualquier caso, representantes de los trabajadores y navieros mantuvieron ayer un encuentro que alimenta el optimismo. Ambas partes acercaron posiciones y, de hecho, se alcanzó un principio de acuerdo que, sin embargo, está condicionado a la continuidad de Anesco. Los estibadores acordaron, de este modo, aplazar los paros parciales hasta el próximo 2 de junio mientras que la patronal se comprometió a garantizar la totalidad del empleo. Si finalmente se rechaza la propuesta para disolver la organización, ambas partes volverán a reunirse la próxima semana para tratar de pulir esta suerte de principio de acuerdo, según confirmaron fuentes de la estiba.

Para iniciar el diálogo con los sindicatos, Anesco exigió el pasado jueves que se pusiera fin a las medidas de presión en los muelles. La demora en la carga y descarga, que se circunscribe a la aplicación a rajatabla de los protocolos de seguridad, provocó pérdidas superiores a los dos millones de euros en las empresas terminalistas y provocó retrasos en 10.000 contenedores.

 

Fuente: El Mundo


El colectivo de la estiba ha dado una tregua a los operadores de las terminales portuarias, principales perjudicados por la caída en el ritmo de trabajo, justo antes de sentarse con Anesco, la patronal que aglutina a las principales firmas del sector.

. Ambas partes acercaron posiciones y, de hecho, se alcanzó un principio de acuerdo que, sin embargo, está condicionado a la continuidad de Anesco. Desde el viernes por la noche en el Puerto de Valencia la carga y descarga de mercancía se esta efectuando con normalidad, ya que estos abandonaros las marchas lentas que estuvieron presentes en los muelles casi toda la semana pasada.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s