El desafío del tercer milenio

Efectivamente el triunfo aliado fue decidido el día “D”, 6 de junio de 1944, por el desembarco de los contingentes militarizados de la infantería de Marina de los Estados Unidos en las costas y playas francesas de Normandía, así se explica la liberación de Europa de la barbarie nazi-fascista. 40 años más tarde, en 1984 el presidente Ronald Wilson Reagan detonó a través del “Sistema de Defensa Estratégico” el fin del Imperio Soviético, agotado el esfuerzo político de las naciones de occidente al descolonizar hacia fines de la década de los años 50 y principios de los años 60 buena parte de África paralelamente a la temprana “Tercera Vía” del gran mandatario católico romano de origen irlandés John Fitzgerald Kennedy, de ofrecer por medio de la “Alianza para el Progreso” ayuda para el financiamiento del desarrollo a los países de América Latina hecha de alguna manera extensiva a las naciones de África a cambio de abrazar el camino de la democracia como Proyecto Alternativo al totalitarismo comunista; retomado el intento de dicho ensayo en 1997 por el premier laborista británico Tony Blair y su consejero y asesor Anthony Giddens, forjada dicha contribución que buscó enriquecer el pensamiento universal como lo cristalizó el maestro John Maynard Keynes en 1936 con su libro “Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero”, que rescataba las mejores y más nobles causas sociales y planteaba el ejercicio de la libertad con responsabilidad. Concordando ambos que la esencia de la “Tercera Vía” era la educación, educación y más educación. Siendo Inglaterra hasta ahora el “Centro Doctrinario del Capitalismo Mundial”, la nación en donde se gestó el sistema político Parlamentario con un primer ensayo incipiente en 1265, que agregó el contenido democrático a la Carta Magna o Constitución de 1215 promulgada por el rey Juan sin Tierra a las orillas del Río Támesis, que atraviesa la ciudad de Londres, consolidado en el siglo XVII por John Locke y Thomas Hobbes en el marco histórico del inicio de la Era Industrial y los aportes en los siglos XVIII y XIX de los exponentes de la Escuela Clásica de Economía: Adam Smith, autor de los dos tomos la obra de 1776 “La riqueza de las naciones”, David Ricardo y John Stuart Mill. Carlos Marx fallecido en 1883 en Londres en el mismo año que nació el hombre de bien John Maynard Keynes, en efecto Marx criticó quizá con algunos aciertos el capitalismo, pero nunca fue capaz de argumentar que hubiera algo mejor, lo que sí alcanzó el ilustre Keynes.

Aceptando los ciclos económicos como una parte inherente del desarrollo, estoy convencido avalando que la Política y la Economía son las Ciencias de lo posible careciendo de sentido si no conducen al bienestar y el progreso social. La Historia de México y el Mundo del siglo XX obtuvo el mejor desempeño muy lejos del fracaso de los sistemas totalitarios por medio de las Inversiones Directas Mixtas: Estatales y Privadas Nacionales y Extranjeras exentas de corrupción; acertado modelo de desarrollo el cual gestionado con resultados comprobados que reconocen a la globalización de la interdependencia como un proceso irreversible de la Segunda Modernidad y ayudó a reducir tangiblemente la pobreza en el mundo en Asia y parte de América Latina, con la prueba irrevocable de los resultados comprobados explicados por los libros más serios de Estadística y Econometria que pretende truncar infructuosamente el señor presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, en el cual hizo su propia fortuna gracias al “Sueño Americano”. Respetando tanto a científicos creyentes y aun a los no creyentes, mi paradigma es el gran físico matemático Albert Einstein, mejor ejemplo de que el conocimiento exige dedicación, respeto y la humildad que nunca perdió reflejada en su respuesta al cuestionamiento de ¿Para usted quién es Dios? y afirmar que Dios es la suprema inteligencia que rige el universo. Mucho antes de Hegel, Engels y Marx, Jesús de Nazaret, el hombre más grande de la historia, habló del ideario social de la igualdad.

Antonio Ochoa García de Quevedo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s