China y EE.UU. anuncian un acuerdo que podría alterar el comercio mundial

AFP_OB936_20170512093720-kJZG--656x437@LaVanguardia-Web.jpg

China abrirá finalmente sus fronteras a la carne de Estados Unidos mientras que las aves de corral cocinadas del gigante asiático están cada vez más cerca de venderse en los supermercados estadounidenses como parte de un acuerdo comercial entre ambas potencias mundiales.

Noticia: 

“El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, anunció este jueves los primeros logros del plan de acción de cien días con China, que supone un avance significativo hacia el impulso de las exportaciones estadounidenses y el cierre de la brecha comercial de EE.UU. con la segunda economía más grande del mundo.

EE.UU. también permitirá a las compañías estadounidenses enviar gas natural licuado a China como parte del acuerdo bilateral alcanzado tras la reunión del presidente Donald Trump con su homólogo chino, Xi Jinping, el a pasado abril en la Casa Blanca. El trato rompe una serie de barreras que durante mucho tiempo habían obstaculizado el desarrollo de empresas estadounidenses en China de varios sectores, desde la agricultura al energético o de finanzas.

Ross avanzó que el trato incluye también acuerdos en materia de químicos y servicios financieros. Ross lo calificó de un “un grandioso logro” forjado en un tiempo récord.

“Esto es más de lo que se ha hecho en toda la historia de las relaciones entre Estados Unidos y China en materia de comercio”, dijo Ross a periodistas el jueves por la noche en la Casa Blanca. “Normalmente los acuerdos comerciales se cierram en varios años, no decenas de días”.

En una conferencia telefónica con periodistas, Ross aseguró que “no se trata solo de acuerdos comerciales sino de mejorar la capacidad de las empresas y productos estadounidenses de competir en el mercado chino”, y adelantó que Washington espera que facilite a su vez las inversiones de China en EE.UU.

En Pekín, el viceministro de Finanzas, Zhu Guangyao, aseguró a los periodistas que los primeros resultados del acuerdo mostraron que la colaboración económica entre las dos partes “no podría estar más cerca”.

Pero mientras el acuerdo tumba muchas de las barreras comerciales de las que las compañías norteamericanas se han quejado desde hace tiempo, queda por ver hasta qué permitirá China más exportaciones estadounidenses. Las administraciones anteriores elogiaron acuerdos de apertura del mercado sólo para decepcionarse después.

Durante toda la campaña electoral para las presidenciales estadounidenses, Trump acusó frontalmente a Pekín de manipular su divisa para obtener beneficios comerciales y criticó el elevado déficit de EE.UU. en el intercambio con China como reflejo de esa intervención económica interesada, y causa de la pérdida de millones de empleos en fábricas estadounidenses. Tras llegar al Gobierno, Trump ha moderado levemente la retórica, pero ha mantenido sus llamados a China a cumplir con unas reglas de juego “justas y equilibradas”.

Según el acuerdo, EE.UU. daría la bienvenida a las compañías chinas que negocian acuerdos para comprar gas natural licuado producido en EE.UU.El Departamento de Energía ya autorizó el envío de 19.200 millones de pies cúbicos por día de gas natural a China y otros países interesados, dijo el Departamento de Comercio.”

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s