LOS MUERTOS SIGUEN PAGANDO IRPF?

¿Declaran IRPF los fallecidos? Sí, y lo deben hacer al año siguiente de su muerte sus herederos o cónyuge durante la campaña de la Renta como si fuera un contribuyente más. A la familia se le genera el derecho o la obligación de cobrar o pagar, tras la liquidación del IRPF.

La muerte de un contribuyente no le libera de las obligaciones tributarias con Hacienda. Los fallecidos en 2016 deben presentar su declaración en la modalidad individual, ya sea vía web o presencial, durante la actual campaña de la Renta. Por fines prácticos la Agencia Tributaria endosa este trámite a los herederos legales.

Según la normativa del IRPF, la defunción genera una ganancia patrimonial a favor de los herederos por la diferencia entre el valor de los bienes en el momento del fallecimiento y el que tenían en el momento en que fueron adquiridos por el causante que debe declararse con la presentación de la Declaración de la Renta. El proceso es parecido al que debe realizar cualquier contribuyente, con las mismas exenciones y derechos a deducciones, pero con algunas peculiaridades.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s