Navegar como ‘Le Chiffre’ de James Bond: 75.000 euros por semana

img_lfflorio_20170427-123148_imagenes_lv_otras_fuentes_yate_james_bond-kOX-U422087145382xCE-992x558@LaVanguardia-Web

Noticia

El icónico yate del gran enemigo de James Bond, interpretado por Mads Mikkelsen está estos días en el puerto de Barcelona.

Su nombre es Casino Royale y está escrito en la popa de forma que las dos letras O coinciden en diagonal y recuerdan a dos ceros, los primeros números de 007. Tienen el mismo tipo fuente que el que se usó para el cartel de la 21º película oficial de la saga Bond de idéntico nombre, filmada en 2006 y que fue la primera que protagonizó Daniel Craig. El quinto 007 dio un nuevo brio al personaje convirtiéndose en una de las mas taquilleras y apreciadas de la saga gracias también a la presencia de Eva Green como Vesper Lynd o Mads Mikkelsen como Le Chiffre, el banquero de varias organizaciones terroristas.

Le Chiffre es de hecho el primer enemigo de Bond pues ya apareció en la primera novela de Ian Flemming en 1953 y fue llevada a la pantalla por tres interpretes: Peter Lorre en una adaptación de la novela para la televisión en 1954, Orson Welles en la primera y local película coral llamada ‘Casino Royale’ y finalmente Mikkelsen. El actor danés fue el que imprimió el carácter más siniestro y fascinante al banquero y blanqueador de dinero, operando desde diferentes lugares del mundo y con una embarcación a disposición: un yate sunseeker de 33 metros de eslora, que, con su casco azul impecable, es uno de los escenarios de la película.

Los precios de alquiler van acordes a los servicios ofrecidos a bordo, pueden sorprender disparados a bocajarro, aunque los brokers, acostumbrados a moverse entre las potentes cifras que mueven el sector, hablan de miles de euros sin reparos: “tener a su entera disposición el Casino Royale durante una semana va desde los 65.000 a los 75.000 dependiendo si es temporada alta o baja” comenta Snezana, una ejecutiva Serbia que es una de las representantes comerciales de este yate que fue ficticia casa flotante de un archienemigo de Bond y que ahora tiene ofrece itinerarios por la Costa Azul, la Costiera Amalfitana, combinando Córcega y Cerdeña o navegando entre Mallorca, Ibiza y Formentera.

Conclusión

A pesar de que todos somos fanáticos de la saga de James Bond, el precio por subir a bordo de este gran buque no esta al alcance de todos. Podemos extraer como positiva, la idea de la creación de negocio jugando con el fanatismo de los cinéfilos de hoy en día. A pesar de los costes que una travesía en esta embarcación puede equiparar, puede llegar a cumplir el sueño de mucha gente y por otra parte puede enriquecer el bolsillo de quien lo gestione.

Noticia extraída de La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s