Una guardería del Eixample cierra de un día a otro dejando en la calle a 50 bebés

Madres y padres en las puertas del centro

La dirección de la guardería privada Sant Agustí del número 93 de la calle Indústria, en el distrito barcelonés del Eixample, comunicó ayer, martes, a los padres del medio centenar de sus alumnos -de entre cinco meses y dos años- que después de las fiestas de Semana Santa la guardería quedará clausurada tras recibir una orden de desahucio.

“Ayer por la mañana, al dejar a los niños, los profesores nos entregaron, entre lágrimas, una carta diciéndonos que hoy sería el último día porque el próximo 18 de abril a las 19.00, supuestamente, se practicaría un desalojo. Nos dijeron que el centro era víctima del mobbing inmobiliario“, afirmaba esta tarde Natalia Giardino, madre de uno de los menores del centro. Los padres se reunieron el martes con los responsables de la guardería. “Comunicamos a la directora que queríamos luchar para aguantar estos tres meses que quedan. Nos dijo que no hacía falta, nos pidió que no hiciéramos nada y eso que la guardería la fundó su madre hace 65 años”, critica. Giardino asegura que la directora les informó que los propietarios del local llevan años haciendo mobbing inmobiliario al centro y que al final habían conseguido desahuciarles. “Por otro lado, nosotros hemos contactado con los vecinos y el conserje de la finca y nos han dicho que el desahucio es fruto de los impagos. Los padres creemos que la propiedad ha llegado a un acuerdo con la dirección para que se cerrara ahora el local y, así, se zanjaban las deudas”, cree la madre.

Comentario: La gerente del Instituto Municipal de Educación de Barcelona, Emilia Andreu, ha explicado esta mañana que el martes varios miembros de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) de la guardería les comunicaron los hechos. “Hemos contactado con las guardería privadas de la zona para que ofrezcan plaza a los niños matriculados”. Andreu ha informado que la dirección del centro en ningún momento se ha puesto en contacto con el instituto de educación.

“El martes, los padres que puedan dejarán sus niños a los abuelos. Otros no tenemos esa opción. Nos han dicho que los más de 415 euros que pagamos no nos los devolverán y nos reasignarán plazas en guarderías privadas. No les creemos”, ha asegurado Natalia.

La dirección del centro no ha querido realizar ningún tipo de declaración.

Fuente: Elaboración propia a partir del diario EL PAIS

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s