Rajoy prevé una recaudación histórica para afrontar el último gran ajuste de la crisis

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro

El proyecto de Presupuestos de 2017 llega con seis meses de retraso. Tenía que haberse aprobado en septiembre del año pasado, pero la compleja situación política ha ido retrasándolo. Se trata de unas cuentas restrictivas porque el Gobierno aún tiene deberes pendientes en el flanco del déficit público. La Comisión Europea obliga a bajar los números rojos al 3,1% del PIB a finales de año, lo que implica un ajuste de 14.250 millones de euros. Por debajo del 3% de déficit Bruselas levantará la mano. Salvo en 2012, cuando se acometió el mayor recorte de la democracia, obligados por Bruselas a cambio del rescate financiero, en ningún año se ha reducido tanto el déficit.

El Gobierno cuenta con dos aliados para afrontar esa tarea. El crecimiento económico y el ansiado regreso de la inflación. Espera que el PIB crezca un 2,5% y los precios un 1,5%. Es un pronóstico prudente e incluso conservador a la vista de la cascada de revisiones al alza de las previsiones de expertos y analistas que sitúan el avance de la actividad más cerca del 3%.

La recobrada vitalidad económica impulsará la recaudación, según prevé el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que además cuenta con que la inflación aporte esas vitaminas extraordinarias a los impuestos para que aporten un 7,9% más que el año pasado. En total, Montoro espera recaudar unos 200.963 millones de euros, la mayor cifra de ingresos tributarios de la historia. Superior incluso a la de 2007, cuando los recursos del sector inmobiliario tenían dopados los ingresos públicos.

En resumen, la economía seguirá creciendo. Pero cambia el reparto de potencia que contribuye a esa tracción: sustituirá el empuje del consumo interno, que se relaja, por el del sector exterior. Las exportaciones se están revolucionando en los últimos trimestres. El ministro de Economía, Luis de Guindos, calcula que crecerán un 5,1% en el año, la tasa más alta desde 2011. Este escenario esboza un crecimiento más equilibrado que permite seguir ganando competitividad.

COMENTARIO:

El Consejo de Ministros aprobó este viernes el proyecto de Presupuestos para 2017. Están sostenidos por unas previsiones económicas prudentes, con un crecimiento del PIB del 2,5%. La tasa de paro bajará al 16,6% al final de año, según los cálculos oficiales. Las cuentas públicas están diseñadas para abordar el último gran ajuste de la crisis. Las Administraciones públicas tienen que bajar sus números rojos en unos 14.250 millones para cumplir con las exigencias de Bruselas. Para hacerlo, el Ejecutivo congela el gasto público y dibuja un crecimiento de los ingresos fiscales del 7,9%. Espera recaudar más que nunca: 200.963 millones, gracias al regreso de la inflación.

FUENTE: EL PAÍS

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s