Los problemas de Uber provocan la dimisión de su presidente tras seis meses en el cargo

226-uber-altamirano-FOTO-01-Noticiales.com_.jpg

El presidente de Uber, Jeff Jones, ha presentado su dimisión apenas seis meses después de llegar al cargo. Desde su llegada al cargo, la compañía se ha visto envuelta en algunas controversias que van desde denuncias por acoso sexual hasta los malos modos del director general, Travis Kakanick, con uno de sus conductores.

Después de que Bloomberg publicara un video en el que Kalanick reprendía a un piloto de Uber, el director general comunicó que buscarían “ayuda en el liderazgo” y planeaban contratar a un jefe de operaciones. El plan fue visto internamente como una rebaja en la posición de Jones, quien fue contratado el año pasado como presidente de ride-sharing y segundo en el mando.

Uber ha estado en el candelero este año por razones que poco tienen que ver con su negocio. La aplicación de San Francisco fue acusada de socavar una huelga de taxis contra la prohibición de inmigración del presidente estadounidense Donald Trump en enero. Kalanick se retiró del consejo de asesores de negocios de Trump después de que un movimiento #DeleteUber comenzara a cobrar impulso. En febrero, una ex empleada escribió una entrada en el blog sobre sus experiencias de acoso sexual mientras trabajaba para la compañía. Asimismo, Uber también enfrenta una demanda de la compañía autónoma de autos Waymo de Alphabet Inc. por presuntamente robar secretos comerciales.

CONCLUSIÓN

Podemos ver como una empresa que ha cobrado tanto poder y presencia internacionalmente como Uber está pasando actualmente (independientemente de los astronómicos ingresos que generan) por un duro momento. Esta crisis en la cúpula de la compañía es un claro reflejo de las controversias que están levantando en determinados países, presionados sobre todo por los lobbys de taxistas y las quejas de empleados que trabajaban para la compañía de San Francisco.

Sin ir más lejos, esta semana fue noticia una manifestación de taxistas en Barcelona en contra de la aplicación norteamericana con el fin de preservar su negocio. Independientemente de la polémica que pueda haber en la cúpula de Uber, creo que es adecuado plantearse si tiene sentido cerrarle las puertas del mercado a una aplicación que, supuestamente, mejora la calidad del servicio de transporte urbano en las grandes ciudades. Lugares como Londres y Nueva York dan buena fe de que los usuarios prefieren Uber al clásico Taxi, por algo será.

 

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s