Subir salarios hoy es bueno para la economía

El incremento de los sueldos sostiene el consumo privado, pilar de la recuperación europea.

1488397253_654859_1488397337_noticia_normal_recorte1

Más allá de imperativos de justicia, redistribución y cohesión social, subir salarios, hoy, es bueno para la economía. Subirlos, no bajarlos, contra lo que se hizo durante y después de la Gran Recesión. Porque el incremento de los sueldos sostiene el consumo privado, pilar de la recuperación europea; alienta la productividad y disminuye la corrosiva desigualdad.

El acuerdo sobre esos efectos benéficos es generalizado, excluidos los ultraideologizados servicios de estudios de alguna patronal. “Mayores ajustes salariales a la baja (en la periferia europea) corren el riesgo de ser contraproducentes” por deprimir la demanda, apuntaba el informe anual de la OCDE sobre empleo (9/2014).

“Ha llegado el momento de aumentar los salarios, que llevan años creciendo por debajo de la productividad”, sostuvo el presidente del BCE, Mario Draghi, ante el Parlamento Europeo, (26/9/2016). Hay margen para subir el salario mínimo en España un 10% “sin que se perjudique a la competitividad y al empleo”, indicaba la OIT: al final ha subido un 8%, tras un pacto Gobierno-PSOE.

Quienes creen que subir salarios destruye empleo y atenta contra la prosperidad económica deberían acudir a los análisis solventes de lo acontecido. A saber:

El buen momento económico de la eurozona, que ahora supera al de los EE UU (14 trimestres ininterrumpidos de crecimiento, desempleo de un solo dígito, mejor clima empresarial en seis años), ha generado la “más fuerte creación de empleo desde 2008”. Y se sostiene sobre el aumento del consumo privado: debido al alza del empleo, al aumento de los salarios nominales y al mayor poder adquisitivo de las familias, concluye la reciente Previsión Económica Europea (European Economy, documento 048, 2017)

El aumento del salario mínimo interprofesional (SMI) no es al respecto el dato definitivo, pero sí referencia para el incremento salarial global, además de motivo de polémica entre economistas.

En España, el gran detractor del aumento del SMI es el Instituto de Estudios Económicos de la CEOE, presidido por el economista aznarista José Luis Feito. Defiende que ese aumento causará todos los males: “aumentará el peso de la contratación temporal, reducirá la duración de la jornada media de trabajo, y ralentizará el crecimiento del empleo a tiempo completo, incrementará el paro estructural de los jóvenes y de los trabajadores de baja cualificación e incentivará la economía sumergida” (Las consecuencias de la subida del salario mínimo en España, IEE, febrero de 2017).


COMENTARIO:

Esta noticia nos habla de la subida de los salarios. Este incremento del salario es beneficiosa para la economía de un país, ya que, aumenta el consumo privado y así, a su vez, también aumenta la productividad. De esa forma la economía de un país evoluciona y no se estanca.

FUENTE: EL PAÍS

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s