Un auténtico “Fortin” económico.

studio_20170228_141839

A los datos me remito cuando vemos cifras tan espectaculares en Suecia cómo su nivel de empleo en el país que ya llega hasta el 80% incluso teniendo en cuenta el gran aumento de la población en el territorio gracias a la acogida de los refugiados y el crecimiento de la natalidad sobretodo en el último año. Incluso con estos factores, que en qualquier otro país condicionará un crecimiento económico más lento o inclusive regresivo, ha conseguido, Suecia, obtener un PIB per capital y superarlo en relación a las cifras anteriores la crisis y no sólo eso sí no que es un país capaz de producir un 2,4% más por hora trabajará, frente a un paulatino porcentaje del 0,9% en el resto de la Comunidad Europea.

La creciente crisis del petróleo, las crisis que hacen sucumbir a otros países cercanos a el y al resto de Europa y tasas alarmantes de desempleo y de bajo crecimiento. Factores que al parecer no estas afectando ni provocando retenciones en el buen ritmo de progreso de Suecia, es por ello que:

“Christophe Andre, economista de la OCDE, cree que estos datos “plantean la cuestión de como una economía pequeña y abierta, que dependen en gran medida del comercio exterior es capaz de prosperar en el actual entorno económico”.”

Fue el mismo Banco Mundial el que categorizó el cambio producido en el mercado laboral sueco cómo algo revolucionario incrementando sus políticas activas provocando el aumento de incentivos y la reducción de prestaciones a las personas en pato así como ayudas y formaciones gratuitas para aquellas personas con dificultades en entrar al mundo laboral.

Desde hace años que Suecia imparte una serie de políticas fiscales anticiclicas, ” suavizando la curva del ciclo económico a través de impuestos y del gasto.” Y teniendo un control excesivo del déficit público del país, reduciendolo en casi un 30% desde 1998 hasta 2008, Y desde entomces solo sufriendo un aumento del déficit del 4,1 %en total desde el 2008 hasta el 2016. De esta manera en los dos únicos años en los cuales Suecia se encontró con un déficit público a final de la actividad tenia tal “colchón ” económico que pudo solventar los déficits sin poner en alerta la situación monetaria y de crisis generalizada.

Conclusión de la editorial:

“A pesar de que la la resistencia de la economía sueca parece interminable, desde la OCDE advierten de que en el horizonte aparecen algunas nubes como el creciente proteccionismo, las tensiones geopolíticas o el elevado precio de la vivienda. De modo que el Gobierno sueco no debe caer en la autocomplacencia y seguir trabajando para mantener la senda del crecimiento y el bienestar.”

Elaboración propia de una noticia de: El Economista

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s