#entornoeconomico Apple recorta un 13% los ingresos, la primera caída en 13 años, y gana un 23% menos.

apple

Las ventas del iPhone bajan un 16%, en lo que supone el primer descenso desde su lanzamiento en 2007.

El escenario de caída se ha cumplido y Apple, la mayor compañía del mundo, ha detenido su casi ininterrumpido crecimiento al registrar su primer descenso de ingresos en trece años, hasta 50.600 millones de dólares, un 13% menos que en el mismo trimestre de 2015. La bajada se produce por la debilidad del iPhone, el teléfono estrella de la compañía y del que depende en casi un 65%. A falta de un nuevo modelo, las ventas del icónico smartphone han bajado un 16%, hasta 51,2 millones de unidades, en lo que supone la primera bajada desde su lanzamiento en 2007. El Iphone aportó 32.800 millones de dólares a la cifra de negocio, un 18% menos. Para el tercer trimestre, la compañía espera unos ingresos de entre 41.000 y 43.000 millones de dólares, por debajo de los 47.300 millones de dólares que calculaban los analistas.

El beneficio de Apple se ha situado en 10.500 millones de dólares, un 23% menos. Esta cifra es equivalente a 1,9 dólares por acción y queda por debajo de las previsiones de los analistas. El margen bruto ha decrecido del 41% al 39%.

China ha influido también en la debilidad de los resultados del grupo tecnológico. El gigante asiático es ya el segundo en importancia para Apple, después de Estados Unidos, pero las ventas en la región han caído un 32%, hasta 12.490 millones de dólares. El negocio internacional supuso un 67% de las ventas.

Tanto la cifra de beneficio como de facturación son inferiores a las que esperaban los analistas, que calculaban unos ingresos de 52.100 millones de dólares y un beneficio de 2 dólares por título. Por el contrario, el mercado esperaba que la bajada de las ventas del iPhone fuera mayor, hasta apenas 50 millones de móviles vendidos en el primer trimestre.

El parón de Apple podría ser, en cualquier caso, temporal. Apple ha presentado ya el nuevo modelo iPhone SE, más económico y destinado a impulsar las ventas, sobre todo, en mercados emergentes. Los analistas aún prevén que las ventas del teléfono entre abril y junio caigan un 7%, para crecer un 6% en 2017.

El Apple Watch también podría compensar la caída del iPhone. Aunque la compañía que dirige Tim Cook no ha desvelado las cifras, las estimaciones de los analistas recogidas por The Wall Street Journal calculan que la cifra de relojes inteligentes que ha vendido la compañía en el primer año de comercialización del Apple Watch duplica el número de terminales iPhone que vendió Apple en el estreno de su teléfono. En total, la compañía ha vendido unos 12 millones de relojes inteligentes durante el primer año, lo que le habría reportado unos ingresos aproximados de 6.000 millones de dólares. Según IDC, Apple tiene el 61% de la cuota mundial de relojes inteligentes.

Las ventas del iPad, por su parte, continúan cayendo. En el primer trimestre del año, el descenso fue del 19%, hasta algo más de 10 millones de tabletas vendidas que aportaron un negocio de 4.400 millones de dólares.

Las acciones de Apple caían más de un 7% en el cierre prolongado de Wall Street, tras la presentación de resultados. Pese a todo, la compañía vale casi 580.000 millones de dólares y continúa ampliando las distancias frente a Google, que le llegó a superar en capitalización a principios de febrero. Alphabet, matriz de Google, vale hoy algo más de 498.000 millones de dólares. Sus acciones han caído un 4,5% desde febrero, cuando presentó unos resultados inferiores a lo previsto por los analistas, pese a que reflejaron un crecimiento del 20%.

Fuente : http://www.expansion.com. Trabajado por Emanuela Ambra a partir de la fuente http://www.expansion.com. y http://economia.elpais.com

Comentario: 

La tendencia negativa que ha tenido y tiene Apple se explica por lo que está pasando en China. Los últimos resultados trimestrales muestran una clara dependencia hacia ese mercado, en el que era líder en ventas. Pero en los últimos tres meses le han tomado de nuevo la delantera dos fabricantes locales: Xiaomi y Huawei.

La introducción del iPhone 6 elevó al teléfono de Apple a su mayor popularidad en el primer mercado asiático, tras escalar en menos de un año desde la séptima posición. Lo que llama la atención es que este entusiasmo se haya desvanecido tan pronto. Como señalan los analistas del sector, la competencia es cada vez mayor. Y en el caso de Xiaomi, la empresa emergente más valorada, es especialmente feroz.

No es solo la dependencia hacia un mercado lo que preocupa, las alarmas también saltan por su supeditación hacia un solo producto. Apple debería abrir los horizontes, competir e innovarse más a menudo. Es su costumbre estrenar un producto al año y es el único que se va a vender durante este periodo. 

Las empresas como Xiaomi, Huawei o Samsung intentan estar al paso con la demanda de los clientes, lo que hace Apple es que el consumidor espere un año para poder tener el producto más deseado del año. Estrenarlo y estar parado otro año más. De este modo la demanda puede concentrarse en el primer periodo, pero después si la competencia es igual ( cambia solo el diseño y la marca ) y ofrece más productos que estén al alcance de todos lo que pasa es que aunque el producto sea bueno, pierde eficacia. 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s