Ofensiva empresarial en Cuba

Captura de pantalla 2015-05-31 a las 12.25.38

Ofensiva empresarial en Cuba. Los avances de Cuba y Estados Unidos en el restablecimiento de relaciones tras 54 años de embargo mantienen alerta a los empresarios españoles, tanto a los que ya están allí presentes como los que ven el proceso como la mejor oportunidad en medio siglo para invertir en la isla. Paso a paso, se consolida el desbloqueo y ayer, seis meses depués de que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, anunciaran por sorpresa el comiendo del proceso, Washington retirió a Cuba de sus lista negra de países que apoyan el terrorismo. La medida es un paso clave en una dirección, la de normalizar las relaciones políticias y comerciales entre ambos países, que genera grandes expectativas sobre el potencial del cambio en Cuba. Nadie duda del protagonismo de Estados Unidos en el proceso, pero existe interés por tomar posiciones. El cambio es irreversible pero hay exceso de optimismo acerca de los plazos, sostiene Gabriel Escarrer, presidente de Meliá Hotels, la empresa española más veterana en la isla. Además de los casi 60 años de guerra fría entre ambos países, los plazos hacen referencia al embargo que a pesar de la inciativa de Obana, mantiene el Congreso en Estados Unidos fomentado con fondos del Lobby cubano en Miami “La ley está ahí y el año que viene hay elecciones en Estados Unidos”, avierte el empresario de origen cubano Leopoldo Fernández Pujals. Para Pujals, que abandonó Cuba junto con su familia con 13 años en 1960, el régimen cubano es un régimen asesino que ha traficado con armas, drogas y seres humanos. La reconstrucción de infraestructuras es una necesidad evidente en Cuba y la falta de obra pública en España ha forzado un éxodo de empresas pero la patronal de constructores, Seopan, descartó profundizar por la falta de seguridad jurídica que suponen las leyes del Congreso estadounidense que penalizan a las empresas que establecen relaciones económicas con la isla. Sin embargo no sucede así con el turismo, el área donde los principales empresarios españoles han puesto el ojo. Meliá Hotels, tiene actualmente 27 hoteles con 13.000 habitaciones en Cuba, que opera en régimen de gestión porque la propiedad es pública. La relajación desde enero de las normals que regulan los viajes de estadounidenses a la isla son la mejor noticia para estos empresarios. En 2014, Cuba, cuyo PIB depende en un 10% del turismo según la OMT, recibió un total de tres millones de turistas, de los que poco más de 100.000 eran estadounidenses.

  • La expectativa es que con mejores relaciones esos tres millones sean a medio plazo solo estadounidenses con lo que el negocio se duplicará. Según Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, que estuvo en Cuba en la primera semana de mayo dice que todo ha cambiado ya, pero sobre todo es que el cambio está en la calle, en la gente. Estados Unidos, la segunda economía mundial a tan solo 160 kilómetros de distancia, está la esperanza y, también parte del riesgo de una gran competencia.  El ritmo será más lento de lo que algunos creen. La amenaza de sufrir problemas legales en el mercado estadounidense es uno de los principales riesgos que el empresario Matutes, ve aún latente. Seria muy conveniente que también se produjeran cambios en este ámbito. Los inversores necesitan contar con un marco jurídico estable que les permita involucrarse en nuevos proyectos con cierta seguridad y confianza. No podemos olvidar que la confianza es uno de los puntos que determinan las inversiones, afirma. Y subraya como igualmente conveniente la necesidad de llevar este proceso a todos los sectores implicados para evitar conflicos en el futuro, en alusi8ón al exilio cubano. Ningún negocio en Cuba será próspero sin Estados Unidos y sin embargo no se debe levantar. En una hipótesis de economía abierta y democracia, había gran número de sectore que cubrir, pero lógicamente, la construcción y las infraestructuras serían de los primeros. Posiblemente muchos de los empresarios españoles piensan “vamos para allí antes de que lleguen los americanos” Y en esas los cubanos piensan “Y nosotros que” Esta gente se cree que aún andamos en taparrabos. Si llega la democracia a la isla, hay gente que puede ganar unas elecciones libres y que no olvidará a quines hicieron negocios con el régimen. Ni sus inversiones ni la deuda que exista con ellos se reconocerá.

Fuente: El Mundo 

CONCLUSIÓN:

Cuba ha sido sin duda la más antigua preocupación de la polítia exterior de Estados Unidos, ya desde el 20 de octubre del año 1805, en que Thomas Jefferson evocaba la importancia de la isla cuando declaraba que la posesión de la isla era necesaria para asegurarse la defensa de la Lousiana y de Florida porque era la llave del golfo de Méjico. Pero al fin llegamos a nuestros días y ya en el siglo 21, con más de 50 años de bloque oeconómico y financiero por parte de Estados Unidos, más países se sumaron al rechazo de la norma, que a la fecha presenta mayores efectos políticos que económicos. Así que el pasado mes de octubre, en una votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se registró un contundente apoyo internacional a terminar con el bloqueo que Estados Unicos mantenía sobre Cuba por más de 50 años. El bloqueo era un castigo económico que impedía a las empresar comerciar con Cuba entre otras limitantes. Los países votantes calificaron la política estadounidense como inmoral e injustificada e insistieron en que viola la Carta de las Naciones Unidas, transgrede la legislación internacional, la justicia y los derechos humanos ya que retrasa el crecimiento económico y social de la nación caribeña.

Pero más allá de esto, lo que se cuestiona es la eficacia de la medida porque con bloqueo y todo, Estados Unidos es el quinto principal exportador a Cuba con 359.428 dólares, a lo que se debe agregar la gran cantidad de remesas enviadas por familiares a la isla, que durante el año 2013 marcó un recod sobre los 2.600 millores de dólares, transformándose en una de los mayores fuentes de ingreso para la economía cubana. Entre todo esto surge el lobby cubano-estadounidense, que es un grupo de presión formado por personas con capadidad para presionar sobre un gobierno o una empresa, especialmente en lo relativo a decisiones políticas y económicas. El desbloqueo va a beneficiar mucho a todas las relaciones exteriores, no obstante, no lo veo como algo próximo sino a largo plazo.

Nerea González

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s