Capta inversores para tu próxima ‘start up’ de película

14325722246212

La reducción de las subvenciones al cine español obliga al sector a buscar financiación privada y a ofrecer altas rentabilidades para competir con otros emprendedores en busca de capital para sus negocios.

El cine español quiere desprenderse de la etiqueta de subvencionado y busca inversores privados que apuesten por sus producciones, al igual que cualquier start up. Tal vez se trate del negocio más efímero del mundo, sobre todo si la película termina siendo un fracaso en taquilla, pero promete grandes rentabilidades. En esta transición de modelo de financiación, cuenta también con la ayuda del Estado, que en lugar de ofrecer dinero público prefiere apostar por los incentivos indirectos, de forma que sean los propios productores quienes luchen por captar el interés de los inversores.

Al igual que le ocurre a cualquier emprendedor, la aventura de conseguir financiación no es fácil y a veces se trata de una carrera de fondo que se puede alargar durante años, con la desventaja de que los inversores españoles no están acostumbrados a apostar por el cine.

José Alba viajó a Los Ángeles en 2011. Allí vio cómo funcionaba Hollywood y surgió esa inquietud que sólo conocen los emprendedores cuando se empeñan en convertir en un negocio lo que sólo era una idea esbozada en una servilleta. ¿Por qué no hacer una película internacional sobre el bombardeo de Guernica?

A priori, el guión lo tenía todo para triunfar: la Guerra Civil española como escenario de fondo, el pueblo de Guernica como protagonista, con cuadro de Picasso incluido, y la Legión Condor alemana y la Aviación Legionaria italiana como actores secundarios. El proyecto podía convertirse en una producción internacional sin problemas.

Alba explica que incluso llegaron a contar con el apoyo financiero de productores en Alemania y Bélgica, pero la burocracia española dio al traste con la iniciativa. Así los promotores decidieron darle un nuevo giro a la idea y aprovechar la figura de la asociación de interés económico (AIE), que cuentan con el beneplácito de Hacienda para aplicar incentivos fiscales.

En 2014, vuelven a resurgir los planes para grabar Gernika, aunque de una forma más modesta y cien por cien película

Accionistas

Sin posibilidad de subvenciones en el horizonte, los inversores privados eran la única alternativa. Las instituciones públicas vascas apoyaron la iniciativa, pero sólo como patrocinadores, con una contribución que apenas representaba el 1% del presupuesto.

Gracias a los incentivos fiscales, se puede lograr una rentabilidad del 30% vía impuestos

Alrededor del 20% lo ha aportado el promotor de la película y, el resto, procede de los diferentes vehículos de inversión a los que se puede recurrir para financiar una start upcinematográfica.

Para captar algo más de un millón de euros, Gernika ha recurrido a la AIE, diseñada por Cialt. Mario Fernández, director de la oficina de Bilbao de este bufete, explica que el proceso no es sencillo, “porque muchas de las personas no conocían este tipo de inversión”. El producto es relativamente nuevo, y genera ciertas dudas por su altísima rentabilidad, de hasta un 30%, pero sólo desde un punto de vista fiscal, es decir, no supone un ingreso directo de dinero, sino que el ahorro se logra al compensarlo con la liquidación de otros impuestos.

De estas forma, se compensa la baja rentabilidad que generalmente ofrecen las películas, que en el mejor de los casos suele ser del 5%, y sólo si funciona en taquilla.

El experto de Cialt explica que otra de las dudas que asaltan a los posibles accionistas es si Hacienda le ha dado su visto bueno a este producto. La buena noticia para el cine es que tanto desde España como desde Bruselas se ha dado luz verde a estos vehículos.

El cine español habla inglés

Además de contar con un productor y con inversores privados, existe una tercera alternativa para financiar una película española: contar con el apoyo de una productora o distribuidora estadounidense, que puede llegar a costear hasta un tercio del presupuesto a cambio de los derechos para pasar la película en los cines de fuera de España. El único problema es el idioma. Ése es uno de los motivos por los que ‘Gernika’ se está rodando en inglés, porque de lo contrario, “esta vía estaría prácticamente cerrada”, explica su productor, José Alba. En España, un presupuesto de más de 5 millones de euros es elevado, pero en Hollywood, esa cifra está por debajo de lo que cuesta una película de cine independiente.

Source: Elaboración propia a partir de Expansión.

Wrote by: Marc Badia Guardiola

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s