Los coches autónomos de Google sufren 11 accidentes de tráfico en sus 6 años de vida

14314303509809

La tecnológica insiste en que, además, fueron culpa de otros conductores.

Google anunció ayer que sus coches autónomos, aún en fase de pruebas, se habían visto involucrados en tres colisiones en California desde septiembre. Hoy, el director de este proyecto, Chris Urmson, elevó la cifra hasta los once incidentes.

El ejecutivo explicó que sus vehículos únicamente habían sufrido u ocasionado “pequeños daños” y que se habían saldado “sin heridos”. Ocho de esos choques se produjeron mientras circulaban por la ciudad.

La tecnológica indica que sólo se han producido estas 11 incidencias a lo largo de los 2,7 millones de kilómetros que su vehículo ha recorrido sin intervención humana en los seis años que lleva en pruebas.

Causas

Además, para tranquilidad de los más escépticos y desconfiados de sus futuros usuarios, el rey de los buscadores ha asegurado que ninguno de sus coches provocó los accidentes.

En relación a las tres colisiones notificadas en California, Google ha especificado que se han debido “a un error humano”, eso sí, sin dar más detalles. La compañía también ha explicado que en una ocasión su vehículo fue arrollado por otro que se saltó una señal de stop.

Eso sí, aunque la tecnológica ha remitido a la autoridad competente (en este caso, el Departamento de Automoción de California) un informe detallado, ha preferido no darlo a conocer.

Esta falta de transparencia está despertando críticas entre los entusiastas y detractores de esta iniciativa que consideran que el público debería estar al tanto de la marcha del proyecto ya que a partir de 2020 tendrán que convivir con él en las calles.

Apuesta por la seguridad

Google también ha dado a conocer que, en ciertas ocasiones, sus coches han sido los que han evitado golpes con otros vehículos, ciclistas o peatones gracias a sus sensores, cámaras y radares.

A pesar de todo, algunos conductores opinan que su reacción ante un peligro debería producirse antes y que su avanzado sistema debería programarse para detectar ciertas señales que se anticipan una colisión. Consideran que, para intentar minimizar sus daños, sería conveniente que se desplazara unos metros, ajustara los cinturones de seguridad o se emplearan las luces para hacer indicaciones al otro conductor e intentar que reaccione.

En este sentido, la compañía de Mountain View sostiene que toda la tecnología con la que cuentan sus vehículos los vuelve más seguros de lo que podría serlo cualquiera que estuviera bajo el control de un ser humano, pero que no los hace capaces de adelantarse a los acontecimientos ni de controlar al resto de las personas que circulan por las carreteras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s