El ERE de Coca Cola trae cola

La gestión de los recursos humanos sigue siendo la asignatura pendiente de Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), la embotelladora en España de la multinacional de refrescos. Siete de los ocho directivos que encabezaban la cúpula de las relaciones laborales en la compañía y que fueron los encargados de negociar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) han abandonado en los últimos meses el grupo.

Captura de pantalla 2015-05-07 a las 11.55.00

Entre ellos figuran los directores de recursos humanos de seis de las siete embotelladoras que integran la nueva empresa. Al frente de la dirección de Recursos Humanos se ha quedado Laia Soler, que ya ejercía este cargo en Cobega.

Los que han salido son Jesús Rey, antiguo responsable del departamento en Begano, que se fue en noviembre de 2014; Javier Díaz Blanco, que pasó de la dirección de Recursos Humanos de Norbega a ser jefe de Relaciones Laborales de toda la compañía y que fue despedido en octubre de 2014; Emilio Artal, de Colebega, que se fue el pasado agosto; Juan Pablo García, de Asturbega, en julio; María Inés Odrio- zola, que dirigía los recursos humanos de Casbega, donde el ERE ha causado más problemas debido al cierre de Fuenlabrada y que se fue hace justo un año; y Salvador de Mier, de Rendelsur, el único que se marchó justo antes de iniciarse el proceso.

Pocos días antes de que el Tribunal Supremo confirmara la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró el año pasado nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y la salida de 821 trabajadores, la empresa tuvo que afrontar la marcha de su jefe de relaciones laborales, Ricargo Lechuga, que fue el encargado de sustituir a Javier Díaz Blanco y que ha permanecido tan sólo seis meses en el puesto.

Según han confirmado fuentes sindicales, Lechuga habría abandonado la empresa por propia iniciativa, siendo sustituido por Joan Pere Gervolés.


Opinión personal

Después del ERE hecho por la embotelladora de  Coca Cola el pasado mes, a producido que 7 de los 8 altos cargos de la empresa.

No se de ciencia cierta porque han sido despedidos estos empleados, bien porque no se a podido producir el ERE o bien por provocar la llegada del ERE.

Esta moda en la época de crisis de pedir ERES, creo que es una de las herramientas que ofrece el estado para evitar que las empresas dejen de no ganar dinero, sí dejar de dejar de ganar dinero, porque Coca Cola pide el ERE porque lo justifica diciendo que ellos han dejado de ganar un 4%, pero siguen teniendo beneficios, Coca Cola se agarra a este “privilegio”  que ofrece el gobierno a las empresas que justifiquen que están dejando de ganar un tanto por ciento respecto al año pasado, pese a esto a la empresa de bebidas de cola, les a salido el tiro por la culata, ya que la administración pública no a aceptado  la regulación de personal.

En resumen que no se debería permitir multinacionales con tal cantidad de capital y liquidez que pidan ERES y ayudas por dejar de ganar, en el caso de dar perdidas contundentes y que esta no pueda hacer frente a la deuda ni al sueldos. Estas medias tan radicales se tienen que realizar con responsabilidad y en casos necesarios.


Fuente el economista 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s