España refuerza sus expectativas de negocio en La India

Captura de pantalla 2015-04-27 a las 20.28.20

España reforzó ayer sus expectativas de negocio en India. Lo hizo en Nueva Delhi, de la mano del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y de una potente representación empresarial, compuesta por una quincena de ejecutivos que le acompañaban en el viaje y de varias decenas de inversores y residentes en la zona, cuyo volumen ha aumentado desde las 80 compañías registradas en 2008 hasta las 230 afincadas en el país en la actualidad. La liberalización económica emprendida por el nuevo Gobierno de Narendra Modi, -incorporado al poder hace apenas un año-, y el volumen de su presupuesto -sólo en infraestructuras ferroviarias, cerca de 140.000 millones de dólares- han atraído al capital occidental como a abejas en un panal de rica miel. No sin un cierto retraso, como ayer mismo reconocieron las autoridades, las empresas españolas se han sumado con decisión al tablero de juego. Unas, en la esfera del ‘made in India‘ -en la que ya operan con éxito compañías dedicadas al consumo interno, como Roca, Lladró o ALD Automotiv-; y otras, en el mercado de las licitaciones y los concursos de obra pública, especialmente suculentos para las grandes compañías españolas, líderes todas ellas en infraestructuras ferroviarias (Adif, Renfe, Talgo…); en energías renovables y tratamiento de aguas (Abengoa, Acciona…); construcciones aeronáuticas y navales (Airbus, Navantia…) y grandes constructoras y fabricantes de material de Defensa. Todas ellas estuvieron ayer presentes en el almuerzo con representantes patronales indios que presidió Margallo y al que, no obstante, no llegó a acudir el todopoderoso ministro de Ferrocarriles y ex ministro de Defensa, por efecto de la crisis del terremoto nepalí. La cita, en la que hubo varios paneles de diálogo dedicados a Defensa y otros sectores estratégicos, deparó según las fuentes consultadas un pequeño empujón para los contratos de Aeronáutica más inmediatos en el corto plazo. A saber: la venta de seis Airbus A330 (aviones de repostaje en vuelo); y de un programa de 56 aviones de transporte EADS, parcialmente fabricados en India, con un presupuesto que podría alcanzar los 1.700 millones.

Pero no todo son mieles en el mercado indio. Los empresarios y, en especial, los afincados en el territorio, trasladaban ayer los “obstáculos” permanentes que el Gobierno de Modi aún no ha podido reducir pese a sus promesas. Así, la corrupción, la burocracia y la heterogeneidad jurídica entre los diferentes Estados con aranceles vigentes entre sí-, siguen entorpeciendo los intereses españoles, por encima de las propias dificultades de la competencia. Además, el parlamento no ha acabado de aprobar la reforma de la Ley del Suelo que pretende agilizar las expropiaciones de los minifundistas, básicas para el éxito de las grandes inversiones en infraestructuras proyectadas por el nuevo Gobierno hindú.Sea como sea, y en palabras de Margallo citando ‘Casablanca’, “éste es el principio de una hermosa amistad”. Así se ha pronunciado tras su entrevista con el primer ministro, con quien ha cerrado su visita a España en 2016, así como una cumbre empresarial hispanoindia en España a la vuelta de este mismo verano.

Fuente: El Mundo

COMENTARIO:

Negociar en la India tiene unos aspectos a tener en cuenta dada sus costumbres. La India, al igual que las demás culturas asiáticas, tiene a personas muy familiares y hospitalarias entre sus gentes. No obstante, debido al largo periodo de dominación británico, tienen un modo de negociar muy occidentalizado, donde el contacto físico y los argumentos emocionales están mal vistos. Con los negociadores extranjeros, lo más habitual es el apretón de manos. Pueden sentirse ofendidos si se demuestra ignorancia con respecto a su cultura. En la India, está casi todo por hacer y está abierto a multitud de distintos tipos de negocios. No obstante, la distribución de la renta es muy desequilibrada, con muchas personas con un poder adquisitivo bajo, se encuentran unos pocos de poder adquisitivo alto, los cuales son grandes consumidores de productos de marca. En la negociación,  es habitual que recurran al regateo y nunca dicen no directamente ya que es una falta de educación, en su lugar utilizan evasivas. Hay que tener cuidado en no ofrecer alcohol porque existe una gran población musulmana dentro de la India (no beben alcohol por su religión). No aceptan de ninguna manera la violencia y un comportamiento violento es totalmente imperdonable para ellos. Ser habilidoso y el don de gentes son tan importantes para ellos, que a veces lo valoran más que sus capacidades profesionales y su experiencia en los negocios. Debido al gran sistema jerárquico que hay en la India, entre ellos solo se tratan con personas del mismo nivel. La hospitalidad es una parte básica de la cultura india, son amables y tienen un espíritu de compartir y agradar a sus visitantes, son personas muy reposadas y no suelen tener nunca prisa para nada, las negociaciones suelen ser bastante pausadas y tranquilas.

Nerea González

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s