Pérdida de población, PIB y deuda: los tres elementos que anticipan la ‘japonización’ de España

Algunos indicadores económicos están revelando una japonización del estado español, al igual que algunos indicadores demográficos que afectan de manera directa al desarrollo del país. Las similitudes son las siguientes: deuda pública y privada, PIB, envejecimiento de la población, entre otras. Pero las diferencias más importantes con España es que en Japón tenían un alto PIB per cápita (uno de los más altos del mundo) y una tasa de paro de las más bajas.

japones-mercados.jpg

Desde 2008 Japón no ha parado de perder población y la población se envejece. En 6 años se ha reducido un millón de personas. El caso de España es parecido desde hace 2 años también se ha perdido población, en este caso se prevé según el INE que en 15 años se perderán un millón de habitantes y en 2019 casi el 31% de la población será mayor de 64 años.

El indicador más similar es el endeudamiento privado, en Japón el 188% y en España un 177% del PIB. Esto provoca una renta disponible para consumir muy baja y en consecuencia erosiona el crecimiento del PIB.

El peligro parecido del PIB entre estos dos países, el crecimiento acumulado del PIB en ambos países ha sido decepcionante en los últimos años, salvo los fuertes rebotes vistos como respuesta a las fuertes caídas del PIB durante la Gran Recesión. El cambio demográfico y el superciclo de deuda van a lastrar el crecimiento del PIB acumulado, esto no va evitar que españoles y japoneses puedan lograr unos niveles de vida cada vez mejor. Se prevé que el PIB se estancará por la pérdida de población, pero el PIB per cápita puede seguir creciendo.

Según el director del Departamento de Mercados Financieros del Área de Planificación Estratégica de La Caixa, el impacto negativo de este desarrollo demográfico sobre el PIB total no ha impedido la evolución, en Japón. La producción del país es parecida a la de hace unos años, pero al ser menos gente, toca a repartir más producción por cápita. Esto es algo parecido a lo que empieza a ocurrir en España, el PIB real creció un 1,4% y por cápita.

Se podría decir, paradójicamente, que el nivel de vida de los españoles en términos de PIB per cápita ha mejorado, este indicador se utiliza para saber la salud económica de un país.

Por lo tanto, para finalizar, la diferencia principal con Japón es que este tenía uno de los niveles más altos de renta del mundo, una tasa de paro bajísima y un sistema productivo tecnologizado y puntero en innovación.

Fuente: elaboración propia basada en ElEconomista


Andrea Abad Prada

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s