Los radares móviles de tráfico, ¿serán nuestros ‘grandes hermanos’?

La decisión de la DGT de no “esconder” los radares móviles que controlan la velocidad de los conductores parece intentar cambiar la imagen de este tipo de dispositivos que los ciudadanos creen recaudatorias por un sistema de prevención en favor de la educación vial.

Gráfico límites de velocidad y radares

Crisis, cierre de empresas, numerosos expedientes de empleo. En definitiva, menos trabajo. Gasolina cara ha hecho que en los últimos años descienda el uso del vehículo particular y, con ello, los desplazamientos y, por ende, descienda el número de víctimas en accidente de coche.

Y si con la crisis y menores ingresos, si al realizar un trayecto en tu coche te pasabas con el acelerador y te cazaba un radar móvil oculto…, a hacer cuentas para llegar a fin de mes. De ahí que los conductores tengan la percepción de que los radares son un mero instrumento de recaudación.De hecho, según el grupo parlamentario Popular, entre el 1 de noviembre de 2011 y el 21 de octubre de 2014, la DGT recaudó a través de los radares que multan si se sobrepasa la velocidad establecida, 508.618.018,35 euros.

Ahora María Seguí, la máxima responsable de la Dirección General de Tráfico, ha anunciado que los radares fijos no estarán “escondidos”. Por lo menos los que dependen de la DGT, ya que Cataluña y País Vasco tienen transferidas las competencias en materia de tráfico.No escondidos¿Y esto que significa? ¿Qué estarán anunciados como los radares fijos? Sí, pero no. Es decir, ahora cuando vamos por una carretera y se nos anuncia la existencia de un radar fijo, el conductor adapta la velocidad al límite establecido porque se aproxima en menos de dos kilómetros a la presencia de un radar de velocidad (caja lateral o pórtico).

Ahora los vehículos de la Guardia Civil no estarán anunciados en un punto concreto ni estarán por completo a la vista. No pueden estar en un lugar que ponga en peligro la seguridad de los guardias civiles. Lo que va a hacer la DGT es publicar en su web los 1.200 tramos en los que el conductor se puede encontrar un vehículo camuflado de la Guardia Civil de Tráfico equipado con el sistema de radar.Se anuciará el tramo en el que estará el radar móvil, no su punto exactoLo que no se especifica es de cuántos kilómetros constará cada tramo. María Seguí afirma que se trata de que el control de la velocidad consiga disuadir a los conductores de superar los límites permitidos en aras de la seguridad. Serían una especie de guardianes de nuestra propia seguridad. En palabras de la DGT, “la finalidad que se busca a través de la vigilancia y control de la velocidad es que los conductores respeten los límites de velocidad establecidos en general, y en particular en aquellos tramos identificados como potencialmente peligrosos. La denuncia no es, en ningún caso, el objetivo final”.

Y estos tramos de control de velocidad se van a trasladar hacia las carreteras secundarias que es donde se producen la mayoría de las víctimas. Sin olvidar que el mayor uso del vehículo ha provocado que en enero se produjeran 88 víctimas mortales, 27 más que en enero de 2014.

En concreto, la DGT va a instalar 30 radares de tramo en vías convencionales para tratar de disuadir a los conductores de sobrepasar el límite legal establecido para esa vía. No serán 30 radares más, sino que se trasladarán de otros puntos en los que hay radares fijos y seguirá habiendo un total de 850 radares.

Además los radares, a partir de ahora, serán capaces de distinguir el tipo de vehículo, ya que los límites de velocidad son diferentes para los turismos, furgonetas o camiones y autobuses. Al mismo tiempo ya serán capaces de controlar de forma automática, al cotejar la matrícula, si el vehículo ha pasado la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) o de si circula sin el seguro obligatorio.¿Qué es la Tolerancia 7?Del mismo modo, María Seguí explicó que la DGT ha unificado el criterio para establecer a partir de qué velocidad saltará el radar y se procederá a la sanción del conductor infractor.

Es lo que denomina Tolerancia 7. Es la unificación del umbral de tolerancia para todos los radares de la DGT, fijos, móviles, independientemente de su antigüedad y de su situación geográfica.

¿Y por qué el 7? Porque los radares más nuevos tienen un margen de error del 3% mientras que los más viejos lo tienen del 7%.

De igual modo, se establecen dos baremos para que el radar multe. En los tramos de vía con limitaciones por debajo de 100 km/h no se aplicará el 7% sino que se sancionará a partir de 7 km/h más de la velocidad permitida. Así si se ha de circular a 30 km/h, el radar actuará a partir de 38 km/h, incluido ya el margen de error. Esto se hace así porque en estas velocidades tan bajas, de aplicarse el 7%, el radar multaría a 33 km/h. De 30 a 33 km/h es muy difícil para el conductor saber si rebasa los límites a no ser que cuente con un velocímetro digital.

A partir de 100 km/h ya se aplica el margen del 7%, con lo que, por ejemplo, si el límite es de 120 el radar saltará a 131 km/h.

En definitiva la DGT trata de convencer a los conductores de que los radares no están puestos a modo recaudatorio. Por eso va a anunciar los tramos en los que estarán los móviles y por eso se unifica el margen de error de todos los radares. Es un ejercicio de transparencia.Las asociaciones de automovilistas, a favorLas diferentes asociaciones de automovilistas, motoristas y víctimas se han mostrado a favor de la nueva estrategia de control de velocidad de la DGT., La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) asegura que con el conocimiento de la ubicación de estos sistemas se conseguirá que “muchos levanten el pie del acelerador y se salven vidas, y también se evitarán los frenazos bruscos”.

Stop Accidentes en boca de su presidenta, Ana Novella, ha destacado que la visibilidad de los radares refleja “la transparencia de que lo que se pretende es salvar vidas”. Además, ha asegurado que a través de estas medidas “ya no se podrá decir que el fin de los radares es recaudatorio”.

Desde el Race se le reclama a la DGT que debe avisar de la presencia de los radares móviles en la propia carretera y no en la web, al mismo tiempo que está a favor de poner más radares en las vías secundarias, según recoge Europa Press.

Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha reclamado transparencia en los resultados que se obtengan de las nuevas ubicaciones de los radares. Además exigió a la DGT que se llegue a algún tipo de acuerdo con los ayuntamientos para que haya una convergencia hacia la aplicación del mismo margen de error para que no haya confusiones. Sin olvidar que en las vías secundarias se produce un elevado número de víctimas “por colisión frontal”.

Por su parte, el director de seguridad vial de Mutua Motera, Juan Carlos Toribio, ha explicado a Europa Press que la señalización del radar es una medida positiva en puntos de conflicto, al tiempo que ha subrayado que es el ciudadano quien se tiene que acostumbrar a llevar la velocidad legalmente establecida y adaptarla a las condiciones del entorno por el que circula.

Conclusión:
Me parece una buena idea ya que, así se podrán reducir los accidentes por acceso de velocidad ya que los conductores irán con más precaución.
También por otra parte, ésta acción me parece correcta, ya que como dice el artículo, los radares sirven o servían para recaudar dinero, y ahora se utilizarán para un bien común.

Fuente: Expansión

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s