Rusia, perdida en una tormenta económica brutal

¨El martes por la tarde, el valor del rublo era de un céntimo de euro, aproximadamente un 30% menos que el lunes por la mañana.¨

Los precios de las acciones rusas también cayeron en picado. En las últimas semanas, el rublo y las acciones se han desmoronado al mismo ritmo que los precios del petróleo. Esta semana, sin embargo, los precios del petróleo han permanecido estables, rondando los 60 dólares el barril.

¿Qué hay detrás de esta situación y cuál es el motivo de la disparidad entre la moneda, el petróleo y las acciones? Lo que parece haber desencadenado el caos es la operación de deuda de la principal petrolera rusa, Rosneft. El año pasado, el grupo tomó prestados 40.000 millones de dólares de los principales bancos rusos e internacionales para hacerse con TNK-BP, hasta entonces su principal competidor. Ante los bajos precios del crudo y el impacto de las sanciones de Occidente en respuesta a la política de Rusia en Ucrania, se desconoce cómo pagará Rosneft su deuda. Ese es el motivo por el que Rosneft ha pedido en varias ocasiones 40.000 millones de dólares a un fondo soberano de Rusia. Pero, al no estar disponible el dinero, esta semana la petrolera emitió deuda denominada en rublos por valor de 11.000 millones de dólares.

25-1

Hay rumores de que fueron los grandes bancos estatales los que compraron esta deuda. Casualmente, a los compradores, el banco central les permitió usar la deuda como colateral para poder acceder al préstamo directamente desde el propio banco. En primer lugar, se puso de manifiesto que la prioridad de Moscú no es luchar contra la inflación ni estabilizar el rublo, sino apoyar a Rosneft. Segundo, quedó demostrado que el banco central está dispuesto a recurrir a estrategias cuestionables. La operación de Rosneft ha duplicado los riesgos del sistema bancario. Las entidades crediticias estatales ya tienen una importante exposición al grupo petrolero y cualquier compra de deuda en rublos a un precio excesivo afectaría aún más a su capital. Tercero, quedó claro que el Gobierno y el banco central no tienen ni una estrategia ni un plan claro para abordar esta situación.

En cuanto a los mercados, ven que se avecina una tormenta y que no hay nadie que pueda detenerla. En las últimas semanas, los peores temores de Rusia se han hecho realidad: el precio del crudo ha caído; los mercados asiáticos no han conseguido sacar a flote a los bancos y a las empresas del país y las esperanzas de que se pusiera fin a las sanciones se han desvanecido. Como respuesta a esta situación, Moscú ha cometido un error político tras otro, tanto por acción como por omisión.

Vladimir_Putin-6

La decisión de prohibir las importaciones de alimentos de Occidente como represalia a las sanciones ha resultado contraproducente y ha llevado a la desaparición de la unión aduanera con Bielorrusia, un aliado cercano que hasta ahora ha facilitado una ruta de tránsito para las importaciones de alimentos europeos. Moscú y el banco central no han explicado cómo piensan abordar la enorme deuda extranjera de los bancos y empresas del país. Y, hace dos semanas, el presidente Putin firmó los presupuestos para el periodo 2015-17, todavía basados en las previsiones de un crecimiento del PIB del 2,5%, una inflación del 5,5% y un precio de 96 dólares el barril. Estos cálculos no eran realistas entonces y ahora resultan absurdos.

Hace un mes, el banco central se equivocó al anunciar que era poco probable que el barril llegara a caer hasta 60 dólares y que el PIB de 2015 descendiera un 4%. Ahora que el crudo está en 60 dólares el barril, una pequeña recesión parece una utopía. Los problemas del sector financiero y el aumento de los tipos de interés el pasado martes presagian una verdadera catástrofe económica. Las comparaciones con la crisis de 2008-09 ya parecen demasiado positivas. A principios de 2009, el banco central frenó el caos financiero aumentando los tipos de interés al 13%, provocando una caída del PIB del 8%. Ayer, el banco central aumentó los tipos al 17%, sin conseguir evitar las consecuencias.

Dos cosas son seguras: primera, o se levantan las sanciones y sube el precio del crudo o el crecimiento de la economía rusa se frenará en 2015. Segunda, estamos seguros de que la respuesta de Moscú será imprevisible.

Fuente Expansion

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s