España, el único país que no desglosa su lista de proyectos para el plan de inversión de Juncker

El Gobierno español ha presentado a la Unión Europea una petición de casi 53.000 millones de euros, para financiar a lo largo de los próximos tres años, y con cargo al Plan Junker, proyectos de inversión. Se trata de “muchísimo dinero” para proyectos “vitales“, como por ejemplo las “interconexiones en el ámbito de la electricidad y en el ámbito de gas“, así como en “infraestructuras de transporte” y proyectos de I+D, según ha explicado el ministro español de Economía, Luis de Guindos, a su llegada a la reunión del Ecofin, en Bruselas.

Todo el proceso de presentación es, sin embargo, muy confuso. Dentro del enorme dossier que reúne los detalles de los proyectos de toda Europa (más de 2.000 cuyo “valor potencial” ascendería a 1,5 billones de euros, y de ellos un tercio en los próximos tres años) el capítulo de España es de sólo una página. Una sencilla tabla que desglosa las cantidades necesarias por partidas como “Conocimiento y Economía Digital”, “Unión energética”, “Transportes” o “infraestructurales sociales”, entre otras. Pero que tiene tres problemas.

España pedirá unos 60.000 millones para proyectos bajo el plan de Juncker EFE

La mayoría de países ha optado por desglosar, proyecto a proyecto, sus necesidades, pero España no. “Un error administrativo”, según fuentes comunitarias, porque alguien, en Madrid, “no dio luz verde” al envío de un texto mucho más minucioso. Algo chocante, porque, de hecho, en los informes generales, de cientos de páginas, sí aparecen citados con nombres y apellidos muchos proyectos concretos. España ha optado, deliberadamente, por no hacerlo, aunque no están claros los motivos. Y es llamativo porque el espíritu del Plan Juncker y del Fondo de Inversiones Estratégicas es, precisamente, centrarse en proyectos muy concretos. Y en lugar de eso España ha optado por una cifra agregada.

Pero es que además, en esa tabla, la cantidad total que aparece reflejada, 52.971,99 millones, es muy inferior al “en torno a 60.000 millones” adelantado por el ministro apenas un par de horas antes. Y por si fuera poco, las partidas sumadas en la misma no coinciden con el resultado total en algunas de las partidas.

De esos casi 53.000 millones, el grueso lo concentran los de Unión Energética, con 25.133,5 millones, de los que las famosas interconexiones que deberían aliviar la “isla energética” de la Península Ibérica, suponen 14.500.

En realidad, explican fuentes de la Comisión, la lista “es dinámica, no estática, y no es definitiva. Pueden entrar proyectos en cualquier momento y pueden salir”. Se trata de elaborar “una masa crítica de proyectos” que pueden ser posteriormente (o no) financiados por el nuevo Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, o el Banco Europeo de Inversiones o, simplemente, por empresas privadas.

Plan Juncker: 315.000 millones

Durante meses, la Comisión Europea trabajó en el Plan Juncker de inversiones, un ambicioso proyecto que debía combinar dinero público y privado para relanzar el crecimiento y crear empleo. El anuncio del mismo, hace dos semanas, dejó fríos a muchos inversores. Se “movilizarían” 315.000 millones de euros, pero a través de multiplicadores. Es decir, que en realidad habría un “fondo” de 21.000 millones de euros, pero no con dinero en efectivo, sino con garantías. Y eso, espera el equipo del vicepresidente Katainen, servirá para atraer inversión hasta un tercio de billón.

La segunda ‘pata’ del proyecto son los proyectos en los que invertir. Las autoridades europeas creen que el problema en Europa no es la falta de liquidez, como ocurría hace dos o tres años, sino de confianza. Los inversores no se fían, y por eso es necesario un Fondo como el recientemente creado, que asuma más riesgo que el BEI y, con ello, aporte seguridad a las empresas, que entonces podrán mover su dinero.

El Fondo, que si todo va bien estará operativo a mitad de 2015, se encargará de elegir qué proyectos financia, sin atender a criterios nacionales, sino meramente de interés europeo, viabilidad y seguridad. Y por eso, creen en la Comisión, es fundamental contar con una lista clara y creíble de proyectos, una lista respaldad por las autoridades.

Ayer, fuentes de la Comisión explicaron que ellos no se encargarán de elegir ningún proyecto. Que lo harán “los profesionales contratados para ello” que sean fichados en las próximas semanas. Y reiteraron que aparecen en la lista de 2.000 antes citada es necesario, pero no suficiente. Y que al ser “tan dinámica” puede cambiar en cualquier momento, así que no significa nada per se.

La Comisión Europea ha explicado que esa ‘Task Force’ muestra “un potencial inversión de 1,3 billones de euros, de los que 500.000 millones podrían ser implementados en los próximos tres años”.

Pero en todo caso, los 53.000 millones “solicitados” por España, en realidad, no son tampoco dinero contante y sonante. Es una estimación del coste de algunos proyectos, pero el dinero necesario es el “movilizado”, no el que tendría que ser desembolsado por el BEI o El Fondo Estratégico.

Guindos ha señalado que el plan Juncker es una “iniciativa fundamental” de la nueva Comisión, pero ha reclamado ponerlo en marcha “con los tiempos adecuados, rápidamente y con eficacia”. “Es una buena idea, una buena idea que lo importante es implementarla correctamente”, ha indicado a su llegada a la reunión del Ecofin en la que se discutirá la lista de proyectos.

“Son proyectos (los presentados por España) en el entorno de 60.000 millones de euros”, ha dicho el ministro de Economía, que ha considerado que se trata de “muchísimo dinero”. De ellos, los que el Gobierno considera “vitales”, porque además contribuyen a culminar el mercado interior, son “las interconexiones en el ámbito de la electricidad y en el ámbito de gas”. Otras prioridades en la lista española, ha apuntado Guindos, son “infraestructuras de transporte” y proyectos de I+D.

En todo caso, el ministro de Economía ha resaltado que la lista de proyectos “es una primera aproximación” y que “se pueden hacer modificaciones en el futuro próximo”. “Muchos de los proyectos que se han presentado en esta primera propuesta a lo mejor no se acaban de culminar, sino que serán otro tipo de proyectos”, ha apuntado.


Fuente

Comentario :

Cada país miembro de la Unión Europea fue llamado para identificar programas de inversión potenciales en el paquete de estímulo realizado por el nuevo Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s