Wall Street apuesta por ‘crear’ órganos humanos

Un día, quizás no tan lejano, podrán hacerse trasplantes sin donante, y regenerar las células dañadas, y todo, sin temor a que se produzcan los indeseados rechazos. La biotecnología está echando un pulso al tiempo a través de proyectos como el de Organovo, una pequeña empresa de Delaware (EEUU), fundada en 2007, especializada en una nueva técnica llamada bioimpresión.

La bioimpresión consiste, básicamente, en una impresión 3D, pero que en lugar de producir pequeños objetos de plástico, es capaz de crear tejido humano a partir de células madre. Para finales de este año, Organovo lanzará tejido para hígados, y en los próximos años lo hará con órganos complejos como el riñón y el corazón. El objetivo inicial es que «la industria farmacéutica pueda experimentar con ellos y desarrollar así mejores fármacos», explica a EXPANSIÓN su vicepresidente, Mike Renard.

Desde Organovo no se atreven a hacer predicciones acerca de los años que tardará la ciencia en lograr imprimir órganos completos, pero la expectación es enorme. En Bolsa, la compañía acumula una revalorización del 60% en los últimos doce meses.

Organovo, que en su último trimestre facturó 100.000 dólares, con unos gastos operativos de 4,8 millones, vale en Wall Street la friolera de 530 millones de dólares. Emplea a 45 personas, lideradas por Keith Murphy, un veterano del sector biotech. Ingeniero químico por el MIT, Murphy trabajó diez años en la empresa de biotecnología Amgen, y ahora es también vicepresidente de la Alianza de Medicina Regenerativa de EEUU, formada por unas 120 empresas, inversores e instituciones.

Genetrix

No hace falta cruzar el Atlántico para encontrar firmas que han declarado la guerra al envejecimiento. La empresa española Genetrix, con sede en Tres Cantos (Madrid) y fundada por Cristina Garmendia antes de ser ministra de Ciencia e Innovación, trabaja en varios proyectos de terapia celular. Genetrix ha desarrollado varias técnicas para aplicar las células madres a la cicatrización de heridas, e incluso a la regeneración de corazones que hayan sufrido un infarto.

En 2030, un 20% de la población de la mayor parte de países desarrollados será mayor de 65 años. Para entonces, según Gregory Bonafiglio, cofundador de Proteus Venture Partners, el mercado de la medicina regenerativa superará los 15.000 millones de euros anuales.

 

Fuente. Expansión

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s