El visado de oro no atrae: 81 extranjeros piden la residencia a cambio de inversión

El año pasado el Gobierno aprobó una ley por la que se concedía el permiso de residencia por dos años al inversor extranjero que realizase una compra inmobiliaria de al menos 500.000 euros en España. La norma entró en vigor en septiembre y desde entonces solo 81 millonarios han solicitado el llamado visado de oro.

 images

Además del supuesto de la compra de un inmueble, que dará derecho a un permiso de residencia por dos años y que podrá prorrogarse, la medida contempla otorgar la residencia a los extranjeros que realicen una compra de deuda pública por más de 2 millones de euros. Eso sí, no implica permiso de trabajo.

Pues bien, solo 81 millonarios se han acogido a esta medida. La mayoría, según los datos que recoge hoy Idealista.com, ha optado por la compra de una vivienda y alrededor de la mitad son chinos y rusos, mientras que otro 50% está formado por ucranianos, libaneses, ecuatorianos o qataríes, entre otros.

Según el portal inmobiliario, que cita a El País, de los 81 inversores, 72 han optado por la compra de una vivienda por un precio igual o superior a 500.000 euros. El resto ha optado por otras formas de conseguir el permiso de residencia como la compra de depósitos por un millón de euros o la puesta en marcha de proyectos empresariales de “interés general”.

Sin duda, el visado de oro ha colocado a España en el mapa de los inversores chinos. No obstante, y a pesar del interés palpable, las ventas requieren su tiempo en un mercado como el chino. “No son de decisión fácil, tienen que tenerlo todo atado. El chino no está acostumbrado a invertir en propiedad inmobiliaria en el extranjero”, apunta un experto del sector.

De momento, los datos de compra en los primeros meses de las visas de oro muestran que este tipo de inversión despega lentamente. “Las cifras no son muy altas, pero es un recorrido a largo plazo”, concluye el experto.


Con esta ley lo que se pretendía era atraer inversión estranjera en el mercado del ladrillo y la inversión. Lo que se buscaba era gente adinerada que a través de la compra con valor superior a 500000 de un inmueble o la inversión en terreno español de más de 2 millones de euros. A cambio el estado les da un permiso de residencia de 2 años. Pienso que es una reforma un poco drástica ya que se excluye y se prioriza a quien tiene dinero y se está convertiendo en un punto de mira fijo para el inversor estranjero. A la vez creo que es una buena medida ya que se intenta conseguir inversión estranjera en nuestro país para crear riqueza. Como podemos leer , la reforma no a tenido mucho éxito de momento ya que solo alrededor de 80 personas se han beneficiado, pero es algo que busca el cambio a un largo plazo más que nada. Con ello se ha conseguido la inversión de dos países en auge y con gente con mucho PIB per cápita, como  Rusia y China.

elEconomista

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s