Guindos descarta incluir ‘minijobs’ en la segunda reforma laboral

La segunda reforma laboral que prepara el Gobierno “perfeccionará” la actual e incluirá una “simplificación” y una “flexibilización” de las diferentes modalidades de contratación, aunque no contemplará los denominados “minijobs“, muy comunes en el mercado de trabajo alemán. Así lo ha explicado hoy el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante su participación en el Encuentro de Economía de S’Agaró, donde ha defendido que la reforma laboral aprobada por el Gobierno esta legislatura se ha convertido en “uno de los pilares fundamentales” de la mejora de la percepción externa del país.

“La percepción es que España en estos momentos es desde el punto de vista laboral muy atractiva y atrae inversión extranjera”, ha asegurado el ministro, que considera que, en términos generales, la primera reforma laboral “ha funcionado de forma muy positiva”, pese a que la tasa de paro continúa siendo “totalmente inaceptable”.

Sin embargo, el Gobierno prepara ya la “segunda ronda” de esta reforma laboral, prevista en el Programa Nacional de Reformas del Ejecutivo enviado a Bruselas. El ministro ha avanzado que entre los cambios que plantea el Gobierno para el mercado laboral se encuentran la simplificación de las modalidades de contratación y la flexibilización de los contratos a tiempo parcial.

Se prevé, en este sentido, según el Ministerio de Economía, la ampliación del contrato indefinido de apoyo a emprendedores -que ahora sólo pueden hacer las pymes de menos de 50 empleados- a los trabajadores a tiempo parcial. “Lo que se hizo hace un año y medio ha dado frutos, pero el esfuerzo de perfeccionamiento tiene que completarse en esta segunda reforma laboral”, ha comentado el ministro, que ha remarcado que la nueva reforma no tendrá “nada que ver” con los “minijobs”, contratos con una retribución máxima de 450 euros al mes que reclaman entidades como las patronales o el Consejo Asesor para la Reactivación Económica y el Crecimiento (Carec), que asesora al gobierno catalán en materia económica.

Confía en que Catalunya no tendrá una “desviación significativa” del déficit este año

Guindos también ha confiado en que Catalunya no experimentará una “desviación significativa” de su límite de déficit del 1,58% este año, aprovechando que se está beneficiando de una financiación más barata. Ha reconocido que el proceso de reducción del déficit público está siendo complejo y doloroso, pero está en la base de la recuperación económica; ha señalado que las comunidades han hecho un gran esfuerzo, y está “convencido de que lo seguirán haciendo”.

Preguntado por la subfinanciación actual del arco Mediterráneo español a la que apuntó el viernes el conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, el ministro ha explicado que la reforma fiscal que prepara el Gobierno central para mediados del año que viene también incluirá mejorar la financiación a las autonomías. Ha añadido que la recuperación económica pasa en gran parte por las exportaciones, y en ese ámbito el arco mediterráneo “está jugando y va a jugar un papel fundamental”, ha sostenido.

Respecto al cumplimiento del déficit de este año por parte del conjunto de España, ha expuesto que los ayuntamientos están contribuyendo a la estabilidad presupuestaria aportando superávit, y, junto con la reducción del coste de la deuda, son dos factores de ayuda para conseguir el objetivo de déficit, que ha asegurado que se logrará.

Apoya reducir impuestos contra las “distorsiones” de la lucha contra el déficit

Guindos se ha mostrado partidario de que la reforma tributaria que su Gobierno prevé realizar en 2014 incluya la bajada de algunos impuestos, para “eliminar distorsiones que se han podido producir porque la prioridad número uno era reducir el déficit”, tarea que sigue en marcha. Ha afirmado que las condiciones son diferentes que hace unos meses y “es el momento adecuado y tiempo adecuado” para que a mediados de 2014 se aborde la reforma tributaria. También ha dicho que el presidente Mariano Rajoy ya ha avanzado que se revertirá la subida del IRPF de 2011 para tener este impuesto “mucho más razonable”, y ha añadido que el IVA fundamentalmente no se va a tocar, porque tiene ahora una estructura similar a la del resto de países de la UE.

Ha resumido que la voluntad de su Ejecutivo es contar con un sistema impositivo “que no cree desincentivos a la actividad económica”, en una intervención tras ser presentado por el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, que ha aprovechado para pedirle una “señal” en 2014 de bajada de impuestos en respuesta a la mejora de los indicadores económicos.

“Hay que tener un IRPF mucho más razonable”

El ministro ha defendido que “hay que tener un IRPF mucho más razonable” y ha explicado que hasta ahora todas las medidas impulsadas por el Gobierno han estado orientadas a reducir el déficit público, “una hemorragia que había que cortar”, lo que le ha llevado a elevar algunos impuestos.

“Se tiene que reformar el IRPF, se va a revertir su subida”, ha señalado el titular de Economía, que ha precisado que esta reforma deberá tener en cuenta que no se creen “distorsiones o desincentivos” y que se favorezca el ahorro.

El ministro no ha aclarado qué pasará con el impuesto de sociedades, pero ha garantizado que el IVA “no se va a tocar” porque se ajusta “bastante” a la estructura de los países de la UE.

En cuanto al impuesto de patrimonio, ha comentado que es un tributo cedido a las comunidades autónomas, por lo que cada una de ellas debe decidir qué hacer con él. Sobre este impuesto se ha mostrado muy crítico el director del Instituto de Macroeconomía y Finanzas y exdirector de la Oficina Económica de la Moncloa, David Taguas, quien considera este tributo patrimonial “una vergüenza en el mundo occidental”. “Es un impuesto que es una vergüenza y que el Gobierno de la nación se quita de encima”, ha indicado Taguas, que ha lamentado también que el Gobierno español grave el ahorro acumulado, lo que provoca que “ahorrar aquí sea de locos”.

Fortalecer las mejoras

De Guindos ha recordado que España estaba al borde del rescate hace dos años y ahora la situación es muy diferente, con niveles de deuda todavía altos pero más en línea con la media comunitaria, el sistema financiero completando su reestructuración, el déficit reduciéndose -está “convencido” de que se cumplirá el 6,5% este año-, la prima de riesgo más baja, y el consumo interno estabilizándose.

“Esta mejora, que es una mejora real, hay que fortalecerla” -ha afirmado-, manteniendo un ritmo adecuado de reducción del déficit que permita que la prima de riesgo siga cayendo, finalizando la reestructuración de la banca española, acometiendo reformas en el sector terciario -con la ley de unidad de mercado y la liberalización de servicios profesionales- y reformando la administración pública.

guuindos

Fuente; la vanguardia

Comentario: El ministro de economía Luis de Guindos  nos dice que la reforma servirá para mejorar la anterior con cambios y flexbilizacón de contratos.

no contemplara los minijobs cosa me parece extraña cuando a una de las primeras potencias mundiales le ha servido para salir de la crisis, no es lo mejor para el trabajador pero almenos reduce el desempleo

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s