El Gobierno da luz verde a la polémica Ley de Educación de Wert

 

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el proyecto de reforma educativa, que implantará evaluaciones nacionales a final de cada etapa educativa y transformará cuarto de ESO en un curso de iniciación hacia bachillerato o FP. La ley pendiente de “observaciones económicas no resueltas”

La propuesta de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) suprimirá probablemente la selectividad, de forma que el título de bachiller facultaría para acceder a las universidades, aunque éstas podrán valorar, además, formación complementaria y pruebas específicas.

No obstante, los alumnos deberán superar las evaluaciones finales de etapa para poder titularse tanto en bachillerato como en ESO.

El proyecto establecerá, además, la FP básica (dos cursos), destinada a alumnos desde 15 años de segundo o tercero de ESO con dificultades de progreso, que servirá para adquirir la cualificación profesional mínima y optar al título de ESO.

La séptima reforma educativa de la democracia también regulará la enseñanza de valores (desaparecería Educación para la Ciudadanía) y el aprendizaje en castellano en las comunidades con lengua autonómica cooficial, asuntos sobre los que el dictamen del Consejo de Estado -órgano consultivo- incluyó algunas recomendaciones.

En cualquier caso, fuentes del Ministerio de Educación han reiterado que todo alumno que quiera estudiar en castellano en esas comunidades va a poder hacerlo.

El Gobierno aplazó la semana pasada el proyecto legislativo debido, según justificó, a unas “observaciones” pendientes de resolverse relacionadas con la financiación de la reforma, aunque con la idea de aprobarlo este mismo mes.

El Gobierno ha defendido la reforma, que comenzaría a aplicarse en el curso 2014-2015, como necesaria para reducir el abandono escolar prematuro (24,9 %), que dobla la media europea, y el paro juvenil (57 % según la EPA).

La Lomce, rodeada de polémica, ha suscitado la oposición de Cataluña, País Vasco y las comunidades que gobierna el PSOE y sectores educativos, fundamentalmente de la enseñanza pública.

Conclusiones:

Podemos observar como cada vez que gana un partido político las elecciones una de las primeras cosas que realiza es cambiar la ley de educación, y como no la oposición se mantiene en contra.

España ocupa la vigésimo cuarta posición en cuanto a educación en Europa, y parece que nunca se da con la tecla para mejorar en ningúna reforma educativa.

Considero que las leyes de educación que se aplican, cada vez más buscan politizar si más no la educación, con el fin de conseguir una mayor influencia en la población con el único fin de lograr más votos.

 

Considero que lo mas lógico (y justo) seria lograr una ley consensuada por todos los partidos políticos, con la cual mejorar realmente este problema de base, empezando por ser algo más estricto con la admisión en la carrera de magisterio y no con un simple 5, continuando con la implicación de las familias, de entre otras muchas cosas y finalizando con una mayor inversión tanto en universidades como en centros de enseñanza superiores.

Fuente: Eleconomista

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s