La estrategia de crecimiento de la UE ha fracasado

images“Al final, el Eurogrupo siempre toma la decisión adecuada, aunque sea después de haber tomado todas las decisiones equivocadas”, decía estos días en Dublín un ministro europeo, fuera de micrófono, parafraseando la frase de Winston Churchill sobre los americanos.

El problema es que Europa sigue sin acertar, sin dar con la fórmula para volver a crecer, recuperar la competitividad perdida y dar la vuelta a las dramáticas cifras del paro. La realidad es tozuda y sigue moviéndose al margen de los análisis complacientes que los ministros suelen hacer sobre los problemas que afligen a la economía europea y que, si no se toma acciones decididas, pueden acabar por enquistarse.

Es el severo diagnóstico que han tenido que escuchar los ministros de Economía europeos, reunidos en su cita informal de primavera en la capital irlandesa. Y no precisamente por boca de ningún movimiento antisistema o economista marginal…

“La estrategia europea de crecimiento a largo ha fracasado“. Las medidas adoptadas “han sido incapaces de aumentar el potencial de crecimiento” de la eurozona. Ahora, “ese fracaso se mezcla con el peligro de que los desafíos a corto y medio plazo interactúen con los del largo plazo” y lastren el comportamiento de la economía europea. La UE ha actuado en esta crisis ateniéndose a las reglas establecidas; “esto vale para tiempos normales, pero no para el atolladero actual”.

Son algunas de las conclusiones que los economistas Zsolt Darvas y Jean Pisani-Ferry -del laboratorio de ideas bruselense Bruegel -, invitados a Dublín por la propia UE, han transmitido a los ministros después de analizar el problema de crecimiento que arrastra Europa y que el boom de los primeros años del euro tapó. Los problemas siguen allí y “no pueden verse como algo cíclico”, alertaron Darvas y Pisani-Ferry.

El estancamiento económico ha desbordado a los ministros de Economía europeos, que han consagrado parte de su reunión en Dublín a analizar la situación a partir de diferentes informes, ahora que el paro ha alcanzado la cifra récord de casi 19 millones de personas en la UE. Algunos miran al otro lado del Atlántico en busca de soluciones.

Michael Noonan, ministro irlandés de Finanzas, propuso estudiar el modelo de Estados Unidos para reducir la dependencia de las empresas hacia los bancos. Mientras allí las compañías privadas obtienen de los bancos sólo el 25% de su financiación externa, en Europa se da la situación inversa: las empresas les necesitan para obtener un 75% de sus préstamos. Esta dependencia resulta fatal en una situación como la actual, donde uno de cada cuatro bancos europeos está averiado y depende de las ayudas públicas, según datos de Bruegel.

“Hay un consenso general en que debemos tomar medidas tangibles para desarrollar un modelo financiero más equilibrado, en el que todos -los bancos, los inversores institucionales y las autoridades públicas- son responsables de apoyar las inversiones en crecimiento y empleo”, resumió Noonan, anfitrión del encuentro europeo. El Gobierno irlandés, como el español, denunció los problemas de las pymes para acceder al crédito.

Para España, la clave está en que se reactive el crédito al sector privado, para lo que pide una intervención del Banco Central Europeo. que ha declarado que “está reflexionando” sobre cómo facilitar la situación de las empresas. Mientras llega esa solución, el Gobierno de Mariano Rajoy está decidido a utilizar la banca española nacionalizada (Bankia, Catalunya Banc y NCGalicia) para estimular la economía real y facilitar los préstamos a pymes. Bankia ya estaría “arañando” cuota de mercado a otras entidades gracias a esta estrategia, apuntan fuentes del Ejecutivo español.

Otra de las ideas que se sopesa a nivel europeo es aumentar el atractivo de los préstamos a pymes para los bancos aceptándolas en mejores condiciones como colateral ante el BCE para obtener liquidez, algo que se sopesa hacer mediante avales que podría emitir el Banco Europeo de Inversiones, con ayuda de los bancos centrales nacionales.

Los economistas de Bruegel -un centro de estudios financiado por Estados de la UE y capital privado- recomiendan “que se tome medias mucho más contundentes que hasta ahora” para corregir la situación: sanear el sector financiero, crear un auténtica unión bancaria, suavizar el ritmo del ajuste fiscal, impulsar reformas económicas a cambio de ayudas y dar más fondos europeos a los países del sur.

Conclusión:

Creo que viendo estos número tan preocupantes (19 millones de parados en la UE) creo que el principal problema es la dependencia económico-financiera que tienen las empresas hacia los bancos. Por tanto creo que tendríamos que imitar el modelo americano en el cual solo el 25%de la financiación es procedente de los bancos y las políticas que emplean son para favorecer la creación de empresas y con eso lo demuestra la implicación que tienen en cuánto a dar herramientas para su desarrollo. Al fin y al cabo cuantas más empresas se creen, más probabilidades hay de que lleguen  a tener éxito y por tanto menos paro habrá y más competitivo será el país.

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

One response to “La estrategia de crecimiento de la UE ha fracasado

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s