Passos Coelho hará recortes en educación y sanidad para evitar otro rescate

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, ha anunciado que en las próximas semanas elaborará un nuevo plan de recortes que no afectará a los impuestos pero sí habrá reducciones de gastos en áreas como la salud, seguridad social y empresas públicas. Coelho afirma que hará todo lo posible para evitar un nuevo rescate.

En una alocución televisada a toda la nación tras recibir ayer la confianza del jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, para concluir la legislatura, Coelho ha responsabilizado al Tribunal Constitucional, que el viernes invalidó la suspensión de una de las pagas extras de jubilados y pensionistas y otros recortes sociales, de poner en riesgo la recuperación financiera del país y las negociaciones para alargar los plazos de devolución del rescate que pidió en 2011.

Según el primer ministro, la decisión de la máxima instancia judicial lusa implicará que Portugal no reciba el desembolso (de unos 2.000 millones de euros) correspondiente al séptimo tramo trimestral de su rescate, porque la evaluación realizada el mes pasado ya no “esta terminada” y habrá que “hablar” con la troika.

Coelho cuenta con mayoría absoluta parlamentaria, recordó, y seguirá empeñado en cumplir todos los compromisos del país, sanear sus finanzas y superar la crisis económica. Pero la tarea será “más difícil” con la sentencia del Constitucional, y no solo para el Ejecutivo, subrayó, sino para todos los portugueses.

El primer ministro sostuvo que Portugal no ha salido aún de la “emergencia financiera” en que se encontraba cuando el actual Gobierno llegó al poder, con las elecciones anticipadas de junio de 2011, y tiene por delante “un camino largo y difícil” para recuperar la credibilidad y confianza de sus socios y acreedores

En su discurso de casi media hora, insistió en que el país no puede quedarse “de brazos cruzados” o en espera de que Europa le solucione sus problemas porque eso agravaría aún más la situación y limitaría su capacidad de elección.

El fallo del Constitucional crea un agujero presupuestario superior a mil millones de euros en Portugal y Passos Coelho espera compensarlo con reducciones de gastos en diversos ministerios, aunque señaló la contrariedad de que ese desajuste supone para cumplir las metas de déficit del país.

Habrá quienes vuelvan a la “demagogia” y acusen al Gobierno de desmontar el Estado social, pero el país “no dispone de financiación y no es capaz de afrontar parte de sus gastos”, advirtió.

Nada más concluir el discurso, varios portavoces de la posición de izquierda insistieron en pedir la dimisión del primer ministro y rechazaron que exija nuevos sacrificios a los portugueses.

El apoyo de Aníval Cavaco

Aunque cuenta con una cómoda mayoría absoluta que le permitió superar esta semana una moción de censura de toda la oposición, el veto del Tribunal Constitucional a varias de sus medidas de austeridad hizo que Passos Coelho pidiera el sábado una audiencia urgente con Cavaco.

Fuentes gubernamentales filtraron poco después a los medios que el primer ministro no tenía intención de renunciar sino de plantear al jefe del Estado la situación creada por la sentencia, que abre un agujero de más de mil millones de euros en los presupuestos lusos y hará más difícil cumplir los objetivos de su rescate.

Una declaración oficial señaló, en ese sentido, que el propósito de Passos Coelho era obtener “una rápida clarificación del Estado sobre relevantes aspectos puestos en cuestión por la sentencia”.

Pero tras la reunión entre los dos líderes conservadores, el presidente de la República emitió un lacónico comunicado que venía a confirmar al Gobierno en sus funciones sin que nadie aclarara si su dimisión había estado o no encima de la mesa.

Cavaco, conocido por sus pocas y medidas palabras, afirmó que el Ejecutivo, que aún no ha cumplido dos de los cuatro años de legislatura, “dispone de condiciones para cumplir su mandato”.

Su declaración se produjo en medio de las peticiones de toda la oposición para que Passos Coelho, pese al blindaje de su mayoría absoluta, presentara la renuncia tras la dimisión de uno de sus ministros y en medio de un escándalo académico y el varapalo del máximo tribunal luso, que emitió otra sentencia similar en 2012.

El Gobierno conservador celebró el sábado, 24 horas después del fallo del Constitucional, un consejo extraordinario de ministros para analizar la sentencia y su portavoz expresó después el desacuerdo del Ejecutivo con su dictamen.

Conclusión Personal:

Esta noticia lo que nos muestra es una visión general de cómo se encuentran los distintos países que forman parte de la Unión Europea, no solo en España se viven momentos de profunda crisis, si no que como refleja  la noticia Portugal también es uno de los graves afectado de la crisis. Hasta tal punto que se ha tenido  que elabora un nuevo plan de recortes que afecta a la salud y a la seguridad social. Bajo mi opinión y sin gran conocimiento creo que se podría recortar en muchos otros sitios antes que en la salud, pero aun así se recorte donde se recorte nunca será justo para nadie.

Fuente: Diario Expansión

Un comentario en “Passos Coelho hará recortes en educación y sanidad para evitar otro rescate

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s