España, la más beneficiada de la Gran Rotación en los mercados

El escenario ha cambiado drásticamente en los mercados. De una etapa marcada por la sombra de la deflación, por el auge de los bonos, y por las políticas de estímulos monetarios, se ha pasado a un entorno en el que el foco de atención recaerá en la inflación, en las bolsas y en las estrategias de salida de la crisis.

Los analistas de Bank of America-Merrill Lynch citan estos tres ejemplos (que denomina “las 3 Ps“: precios, posicionamiento y políticas monetarias) para constatar la “Gran Rotación” que están viviendo los mercados financieros, una rotación radical en las carteras hacia perfiles de inversión mucho menos conservadores.

El resultado de la “normalización del crecimiento, de los tipos de interés y del apetito por el riesgo” obliga a un severo ajuste de carteras, en el que se disparan las apuestas de una brusca recuperación en algunos de los activos más castigados en los últimos tiempos.

La teoría sostenida por la firma estadounidense sostiene que los “ganadores” en este nuevo escenario serían la renta variable, los bancos y las empresas cotizadas más atractivas desde un perfil de inversión ‘value’. En el extremo opuesto, los “perdedores” serían los bonos, las materias primas y los valores con un perfil más enfocado al crecimiento.

Esta teoría se está materializando en la práctica, al menos parcialmente. El vuelco en el perfil inversor es evidente, y la bolsa y la deuda pública española sobresalen entre sus mayores beneficiados.

La deuda pública, con la excepción de la griega y la portuguesa, ha cedido protagonismo en este ránking en favor de la renta variable. Sin embargo, la deuda pública española destaca entre los bonos soberanos que mayores retornos han otorgado a sus inversores: +6,8% en los tres últimos meses, justo por delante en esta clasificación de la renta variable estadounidense.

La “Gran Rotación” favorece este resurgir de la confianza de los inversores en deuda y bolsa española, después del castigo sufrido en los ejercicios anteriores. En el último año, el ránking de Bank of America-Merrill Lynch relega la bolsa española al puesto 30 de un total de 58 por rentabilidad. La deuda pública española aparece en 32º lugar.

Posicionamiento
De cara a los próximos meses, en un plano bursátil, la firma de inversión estadounidense se muestra alcista en renta variable de Europa, Japón y Emergentes, y neutral en Estados Unidos y Reino Unido.

En el mercado de deuda centra sus apuestas en los bonos high yield y de emergentes. Se mantiene neutral en la renta fija con grado de inversión, y bajista en la deuda pública.

El temor a que los mercados sufran un exceso de euforia lleva a los analistas de Bank of America-Merrill Lynch a mantenerse alcista en un activo refugio como el oro, con un objetivo en 2.000 dólares la onza.

Expansión

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s