Alemania planea ahora la creación de zonas europeas de excepción económica

La canciller alemana, Angela Merkel. | Reutes

La última propuesta de la factoría Merkel para impulsar el crecimiento en Europa es la creación de zonas de excepción económica en las que los inversores cuenten con ventajas fiscales y regulaciones menos estrictas, cuya aplicación estaría supeditada a reformas de los mercados laborales al estilo alemán. La propuesta está pensada para las economías periféricas del euro y forma parte de un plan de seis puntos al que ha tenido acceso el semanario Der Spiegel y que el gobierno alemán tiene intención de introducir en el debate europeo en las próximas semanas.

Alemania cuenta con que una mayor laxitud regulatoria y atractivas exenciones fiscales pueden atraer inversores extranjeros a los países en los que la fuga de capital por falta de confianza se ha sumado a las indeseables consecuencias de la crisis de la deuda.

Este mismo plan contempla la creación, por parte de los Estados nacionales afectados, de instituciones de confianza que gestionen las privatizaciones o ventas estatales necesarias, a imagen y semejanza de lo que hizo la República Federal durante el proceso de reunificación con la RDA.

También contempla la posibilidad de que estos países adopten el modelo dual de formación profesional que dota a Alemania desde hace décadas de una masa de trabajadores barata y poco cualificada, aunque fácilmente intercambiable entre sectores, sin tener en cuenta que ese mismo sistema está ocasionando ahora graves problemas a la principal economía del euro, puesto que no la dota de suficientes ingenieros e informáticos con los que alimentar los sectores de tecnología avanzada.

Alemania calcula que su PIB pierde anualmente unos 800.000 millones de euros debido a esta carencia y se esfuerza por reclutar con urgencia trabajadores cualificados desde los cinco continentes.

Este último alarde de creatividad para impulsar las economías del euro surge de la necesidad, que en el caso de Merkel se traduce en la virtud ajena. La oposición socialdemócrata ha exigido a la canciller alemana, como condición para apoyar el Pacto Fiscal en la ratificación parlamentaria pendiente, “nuevos elementos de crecimiento”. El equipo de Merkel responde con esta propuesta de aires improvisados y cocinada al parecer en el Ministerio de Economía de Berlín con el objetivo de solventar la votación parlamentaria antes de las vacaciones de verano.

El 19 de junio supone a este efecto una fecha fronteriza porque es la señalada por el Tribunal Constitucional alemán para emitir una sentencia sobre la querella interpuesta por el partido Los Verdes, que se considera insuficientemente informado sobre el Pacto de Crecimiento y el nuevo mecanismo de rescate europeo. La decisión del Constitucional puede ralentizar aún más la ratificación parlamentaria y Merkel desea acelerar el proceso.

Rosalía Sánchez | Berlín.
Elmundo.es

Comentario personal: La señora Merkel sale propuestas “de aires improvisados y cocinada” con el fin de satisfacer al partido político opuesto; e incrementa su sueldo un 5%.. ¿ Se sentirá en peligro para las próximas elecciones? ¿ Ganas de ahorrar antes del gran despido?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s