La prima de riesgo cae por debajo de 480 puntos tras marcar un máximo histórico

La convocatoria de nuevas elecciones en Grecia y las dudas sobre la banca española han impulsado hoy la prima de riesgo española hasta los 507 puntos básicos en la apertura, máximo histórico, tras cerrar el martes en 485 puntos. El interés que los inversores exigen a los bonos españoles a diez años —cuya diferencia con los alemanes del mismo plazo determina la prima de riesgo— ha llegado a subir hasta el 6,508%, desde el 6,322% de ayer, nivel que no alcanzaba desde finales del pasado noviembre.

A partir de ese máximo, la prima, referencia de la solvencia de la deuda soberana, ha enfilado un descenso, en medio de rumores sobre una reunión extraordinaria del Banco Central Europeo (BCE) en la que podría tratarse la utilización de medidas para aplacar las tensiones del mercado de deuda. Lo que sí está previsto para hoy es la cita semanal del Consejo de Gobierno del banco central. A las 14.00, la prima bajaba de los 480 puntos y se colocaba en 476.

El Ibex 35, principal índice de la Bolsa española, que ha abierto con una caída del 1,1%, arrastrado de nuevo por los valores bancarios, ha llegado a ceder un 2,45%, con lo que ha tocado los 6.536,2 puntos, con lo que se mantiene en niveles de 2003. A partir de ese momento, las pérdidas se han ido recortando hasta convertirse en ganancias y, hacia las 14.00, el indicador se anotaba una subida del 0,45%, hasta 6.730,7 puntos.

Los valores bancarios están protagonizando la jornada, esta vez como nota positiva, ya que han conseguido frenar el castigo de los últimos días, con excepción de Bankia, que prosigue su descalabro tras ser nacionalizada la semana pasada y pierde más de un 10%. Le siguen a distancia Bankinter (-1,97%) y Caixabank (-1,53%). Sabadell y Santander contenían sus caídas por debajo del 1%, mientras Popular y BBVA lograban remontar sus caídas de la apertura y avanzaban algo menos del 1%.

Lo cierto es que los inversores discriminan los países que consideran más seguros y prueba de ello es que el Tesoro francés ha colocado hoy deuda por importe de 7.996 millones de euros a tipos inferiores a los de la subasta previa del 19 de abril, en la primera emisión que realiza desde que el socialista François Hollande ganar las elecciones presidenciales.

Concretamente, las emisiones a dos y cinco años se han colocado al 0,74% (frente al 0,85%) y al 1,72% (frente al 1,83%), este último tipo es el más bajo desde la creación del euro. Por la referencia a cuatro años se ha pagado un 0,95% (un 1,06% el 19 de abril) y por la que vence en 2017 un 1,37%.

El Tesoro Público español espera captar mañana entre 1.500 y 2.500 millones de euros en bonos y obligaciones con vencimiento en 2015 y 2016.

La última vuelta de tuerca impuesta al sector financiero, que supone la dotación de provisiones adicionales por importe de 25.000 millones de euros, se considera insuficiente para que los balances de las entidades reflejen la verdadera valoración de mercado de sus carteras. El aumento de las coberturas anunciado la semana pasada por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, es el segundo intento de su Gobierno de acometer un saneamiento de las carteras crediticias de los bancos españoles, infladas tras la burbuja inmobiliaria de la década pasada, y supone la cuarta reforma financiera desde 2010.

Pero las medidas no han satisfecho a los inversores, que esperaban medidas más contundentes, no un mero refuerzo de provisiones que se consideran insuficientes.

Guindos señaló ayer en Bruselas, donde participó en la reunión de ministros de Finanzas de la UE, que el elevado nivel de la prima de riesgo de España no es sostenible y reclamó colaboración para frenar un posible contagio de la crisis griega. Guindos eludió concretar si estaba pidiendo al Banco Central Europeo (BCE) que reanude sus compras de deuda española, petición generalizada del sistema financiero español.

El ministro reiteró el compromiso total del Gobierno español de cumplir el objetivo de reducir el déficit al 5,3% del PIB este año y al 3% el año que viene, a pesar de que la Comisión Europea prevé que el desfase será del 6,4% en 2012. Según el titular de Economía, la Comisión “no está teniendo en cuenta el cierre definitivo de los presupuestos de las comunidades autónomas”.

Marina Romero Gallardo

Fuente:El País

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s