Francisco Belil: “Gastamos más en lotería que en I+D+i”

Interesante entrevista a Francisco Belil publicada por La Vanguardia y que nos muestras las dos vías que España debería impulsar para ayudar a salir de la crisis, puesto que son dos puntos fuertes de la economía española: la innovación y las universidades.

“Siempre hay un camino mejor para hacer las cosas y tenemos que atrevernos a intentar recorrerlo, es la única manera de hacer avanzar a la sociedad”, ha afirmado Francisco Belil, ex CEO del Grupo Siemens para el Suroeste de Europa, en el desayuno organizado por PwC y La Vanguardia.

“La economía española tiene muchas asignaturas pendientes y nuestro talón de aquiles sigue siendo la competitividad. España es la undécima economía mundial, pero estamos en el puesto 42º de 130 países y hemos perdido 9 posiciones en el último año. Eso indica que no hemos hecho los deberes, hemos perdido muchas oportunidades, pero a lo hecho, pecho, ya basta de lamernos las heridas, ahora lo que tenemos que hacer es actuar sobre todas las palancas de la competitividad y una de las más importantes es sin duda la innovación”.

“Sin embargo, podemos estar muy orgullosos también de nuestras fortalezas y dentro de ellas quiero citar que hace 20 años éramos el país 20º en cuanto a producción científica y ahora estamos en el 9º. De igual forma, el personal dedicado a I+D+i se ha triplicado desde los años 80. Pero eso no es suficiente, pues en nuestro país se gasta más en lotería que en I+D+i y eso es no tener claras las prioridades. Hemos de ser mucho más ambiciosos en este terreno porque tenemos el talento y debemos aspirar a la Champions League”.

“Debemos fomentar una economía basada en una reindustrialización pero esta vez, de alto valor añadido, y construída sobre el conocimiento. Para ello, necesitamos un sistema de ciencia e innovación muy fuerte que nos garantice la transferencia de conocimiento y la crisis no ha de ser excusa para ‘no hacer’ sino precisamente para ‘hacer mucho más’ (cuando sopla la tramontana es cuando la calidad del capitán se pone a prueba)”, ha comentado Belil.

“A la investigación y la innovación en España le faltan:

– Velocidad, foco, masa crítica

– Su marco es ineficiente, burocrático e inflexible

– Tiene una perspectiva demasiado local

– Hay aún mucho miedo al fracaso.

– Hemos de ser más tolerantes al riesgo, fomentar la creatividad y la competencia desde párvulos. Y necesitamos una función pública que acompañe y no que frene.

– Nos falta el conocimiento interno de que la innovación tiene una enorme trascendencia en nuestro día a día, en cantidad y calidad, pues está destinada a solventar los grandes retos que tiene la humanidad. Innovar ha de estar en el ADN de las empresas, como lo está en Siemens”, ha explicado Belil.

Dijo que Innovar se puede hacer de dos maneras: 1) pensar cómo podemos desarrollar lo que tenemos ya hoy en día, o 2) partir de cero e imaginar nuevas necesidades, nuevas maneras de hacerles frente, nuevos negocios. “No podemos predecir el futuro, pero sí inventarlo”, decía el fundador de Siemens. Y esto no lo podemos hacer solos, el futuro pasa por la colaboración y las alianzas. “Si quieres ir rápido, ve solo, pero si quieres llegar lejos, ve en equipo”,  reza un proverbio africano.

“Otro reto es el sistema educativo. De las 200 primeras universidades en el mundo, tenemos a la UB en la posición 142ª y a la UPF en la 152ª. Y se acabó. No hay más. Y sin embargo, capacidad hay, porque tenemos escuelas de negocio entre las primeras mundiales, como Iese o Esade. ¿Por qué no tenemos una universidad mejor?”, se pregunta Belil. Si somos la décima o undécima potencia mundial, necesitamos una universidad a su altura. No podemos permitirnos un sistema educativo débil. Porque el mayor activo que tenemos son las personas, ellas son las únicas que marcan la diferencia. La tecnología, los sistemas, todo se puede comprar y copiar, excepto las personas y su talento.

“Hemos de gestionar los equipos con compromiso, honestidad, esfuerzo y compasión. Estimular la ilusión de nuestros empleados. Convencerles por la razón, sí, pero moverlos también por el corazón y que disfruten trabajando. Fomentar la curiosidad y dar a todo el mundo la oportunidad de equivocarse”, concluyó.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s