SE CONFIRMA EL DATO ADELANTADO DEL PIB TRIMESTRAL: -0,3% La caída del consumo, la inversión y el gasto público llevan a la economía española al borde de la recesión

16.02.2012Expansión.com

España se asoma nuevamente a la recesión económica tras registrar en el cuarto trimestre de 2011 una caída trimestral del PIB del 0,3%. Esta trayectoria negativa, según analistas, instituciones y expertos, continuará en los próximos meses.

 

[foto de la noticia]

 

Los expertos esperan que la economía española entre otra vez en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en el primer trimestre de 2012. Los datos de crecimiento anual y trimestral coinciden con los publicados en la estimación del avance del PIB trimestral el pasado día 30 de enero.

La caída intertrimestral en el último trimestre se debe a tres hechos cruciales: la recaída del consumo de los hogares pese a la época de compras navideñas, la contracción del gasto público y la inversión empresarial. El empleo de la economía también ha acelerado su caída con más de medio millón de puestos de trabajo a tiempo completo perdidos en un año.

Los expertos esperan que la economía española entre otra vez en recesión técnica, que son dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, en el primer trimestre de 2012. No obstante, también hay que resaltar que el Producto Interior Bruto creció un 0,3% respecto a las mismas fechas de 2010 y avanzó un 0,7% en todo el año pasado, después de haber caído durante los dos años precedentes.

De los datos de la Contabilidad Nacional publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que el avance del PIB interanual supone el sexto crecimiento consecutivo de la economía española, aunque es cinco décimas inferior al que se registró en el tercer trimestre.

Según el INE, la desaceleración del crecimiento interanual de la economía se debe a “mayor contracción” de la demanda nacional. El retroceso intertrimestral del PIB español experimentado en el cuarto trimestre de 2011 puso fin a siete trimestres en signo positivo. Antes la economía española encadenó otros siete trimestres en negativo.

Concretamente, la contribución al crecimiento agregado de la demanda nacional fue un punto y cinco décimas más negativa en el cuarto trimestre que en el tercero, situándose en -2,9 puntos, mientras que la demanda externa aumentó un punto su aportación al PIB trimestral, desde 2,2 a 3,2 puntos.

Las principales economías europeas, como Alemania, Austria y Francia también sufrieron una ralentización del crecimiento interanual del PIB en el cuarto trimestre del año, e incluso algunas, como Italia y Holanda, registraron tasas negativas. Sólo Reino Unido aceleró su crecimiento interanual, desde el 0,5% al 0,8%.

El consumo familiar, en negativo
El retroceso interanual de la economía española durante el cuarto trimestre del año pasado fue consecuencia de la caída experimentada por el consumo familiar, frente al repunte registrado en el trimestre anterior, y a la mayor desaceleración del gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares.

El gasto en consumo final de las administraciones públicas se mantuvo en una tasa negativa del -3,6%, la misma que en el tercer trimestre.

En concreto, el consumo familiar se contrajo un 1,1% en tasa interanual, frente al avance del 0,5% del tercer trimestre, mientras que el consumo de las instituciones sin fines de lucro cayó un 0,8%, en contraste con el -0,4% del trimestre precedente.

Por sectores
Si se analiza el comportamiento de la economía española por sectores, lo más destacado es el retroceso de la industria. Así, después de seis períodos de crecimiento positivo, la aportación de las ramas industriales al PIB registra un decrecimiento en el cuarto trimestre de 2011, pasando del 2,8% del trimestre anterior al –0,4%, “hecho que guarda relación con la evolución negativa de la demanda nacional y de las exportaciones de bienes industriales”, según comenta el INE. En la industria manufacturera, el descenso es algo más intenso (del 3,4% al –0,1%).

Por otra parte, el valor añadido bruto de la construcción aumenta cinco décimas su crecimiento negativo, desde el –3,2% al –3,7%, debido principalmente al comportamiento más desfavorable tanto de la obra en edificación como de otras construcciones.

La aportación de los servicios desacelera suavemente su crecimiento en este trimestre, pasando del 1,0% al 0,9%.

Y finalmente, las ramas primarias desaceleran una décima el crecimiento de su valor añadido hasta el 0,3% acorde con la evolución de los indicadores de actividad agrícolas y ganaderos.

 

Débora Gonçalves

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s