La reunión del G-20 más de lo mismo o no?

Obama

Según diversos órganos de prensa  el G-20 entierra hoy el orden económico mundial nacido tras la Segunda Guerra Mundial.

Por un lado Europa pierde poder en beneficio de las grandes economías emergentes, encabezadas por China.

Por otro los reguladores del sistema financiero tendrán más poderes para supervisar tanto la remuneración de los operadores del mercado financiero como para exigir a los bancos colchones de capital más grandes con los que hacer frente a eventuales crisis.

Se establece un compromiso político que altera en gran medida la arquitectura financiera internacional creada después de la Segunda Guerra Mundial—cuando nació el Fondo Monetario Internacional—, durante la crisis del petróleo de los 70 —época en la que se creó el G-7— y en los noventa, cuando tuvo lugar la expansión del capitalismo financiero que se ha visto azotado por la crisis de las hipotecas basura.

Se institucionaliza el G-20, que ha sido oficialmente reconocido por sus miembros como “el foro fundamental para la cooperación económica internacional”. Eso implica una dramática pérdida de poder del G-8, en el que cuatro de sus miembros son de Europa Occidental: Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia. Incluso en el G-20 ampliado de Pittsburgh, en el que hay en realidad 23 países más la UE, Europa, excluida Rusia, sólo tiene siete asientos.

Todas estas medidas, han sido propuestas por los principales líderes políticos que han tenido que conducir sus países en esta crisis. Ahora, sin embargo, queda la cuestión de cómo se van a poner en práctica todos estos acuerdos políticos.

Llegar a un equilibrio entre el necesario control sobre el sistema financiero internacional, para evitar que la especulación vuelva hacer detonar el sistema es difícil.

Por otro lado evitar que el reforzamiento del control pueda ir en detrimento del libre mercado y sobre todo el comercio internacional se hace prioritario.

Aunque en la reunión del G-20 se ha avanzado en planteamientos, y por lo que parece lo peor de la crisis ha pasado, ahora queda lo más difícil: pasar de la palabra a los hechos. Este es el reto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s