China: El Gigante Asiático antes y después de la crisis

La dura crisis económica por la que atraviesa el planeta, no sólo ha arrastrado al vacío a las principales economías del mundo, sino que ha desbaratado los principales paradigmas en torno al libre mercado.  La dependencia casi absoluta del comercio internacional al consumo interno de los Estados Unidos ha pasado factura a más de uno. Como destaca El Blog Salmón si recordamos que hasta el año pasado Estados Unidos era el principal consumidor del planeta, podemos ver la consecuencia que su moderación en el consumo ha tenido para el resto del mundo.
Desde Alemania a Japón, pasando por Taiwán, Corea, Hong Kong y Singapur, la caída en el comercio ha sido en linea recta. La Zona Euro, en su conjunto, tendrá un descenso mayor a la de Estados Unidos, situación que se repetirá el próximo año, al igual que en Japón.

Caso de China

¿Qué condiciones se ha producido en China para que siendo un país exportador masivo muestre buenos resultados aún en plena crisis?  Creo que no es secreto que está en el consumo interno. Las rápidas medidas de estabilización que ha aplicado el gobierno al desempolvar muchos proyectos que estaban archivados y ponerlos en ejecución. Además, ha volcado gran parte de sus programas a la estabilidad del campo para detener la constante migración urbana. Si China logra contener el desplazamiento del campo a la ciudad, habrá dado un paso importante en su desarrollo. Para ello ha propuesto un multimillonario plan de pensiones que beneficiará a cientos de millones de chinos y permitirá cerrar la brecha entre la calidad de vida urbana y la rural.

La fortaleza del gigante asiático ha permitido moderar la caída de los países proveedores de alimentos, minerales y petróleo, evitando una retroalimentación de la crisis. A diferencia de las anteriores, en las cuales Estados Unidos siempre era el comprador de último recurso, esta vez no hay “comprador de último recurso” dado que EE.UU. no puede comprar (al menos, no el 50% de la producción mundial, como lo hacía). China no puede reemplazar a EE.UU. en esos niveles (consume el 7% de la producción mundial), pero ha aumentado su poder de compra, al menos de materias primas. Sin embargo, hay que comprender que el comercio de materias primas y los flujos de capitales son una forma muy precaria para alcanzar los equilibrios globales que se necesitan.

Fuente: El Blog Salmón

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s