Envejecimiento: Como posible solución, aumentar la participación activa de la mujer en la fuerza laboral. ¿Os recordáis de esta noticia?

Una diputada danesa da el pecho a su bebé en el Parlamento Europeo

hanne con bebeLa mujer es Hanne Dahl, que ayer asistió al Parlamento Europeo en Estrasburgo con su hija recién nacida

Ante la mirada incrédula de algunos de sus compañeros de trabajo, una mujer que ha dado a luz hace apenas tres meses empieza a amamantar a su hija mientras sigue atenta a la reunión. Algunos de sus colegas se miran incómodos. Otros intentan no prestar atención a la escena. La mujer, de 38 años, es Hanne Dahl, eurodiputada danesa que ayer asistió al Parlamento Europeo en Estrasburgo con su hija recién nacida, algo poco habitual en una cámara donde sólo uno de cada tres diputados es mujer.

No es la primera vez que ocurre pero tampoco es algo a lo que los eurodiputados estén acostumbrados. Y esto seguirá siendo así a menos que cambie el reglamento de la Eurocámara y las diputadas que den a luz se puedan acoger a una baja por maternidad y tengan derecho a delegar el voto. Hoy no es así: sólo se pueden acoger a la baja aquellas madres en cuyo parlamento nacional el reglamento lo autorice, pero no pueden delegar el voto.

Así las cosas, la mayoría de eurodiputadas opta por no asistir a los plenos cuando tienen un hijo, aunque este hecho reste un voto a sus partidos y en algunos casos signifique no cobrar a final de mes. No es el caso de Dahl, del Grupo Independencia y Democracia, uno de los minoritarios en la eurocámara.

Hanne dio el pecho a su hija no sólo en la reunión de presidentes de los grupos, celebrada en salas anejas, sino también en el mismo hemiciclo durante las votaciones. “En la comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad se está abriendo el debate sobre este tema pero aún es pronto para que haya propuestas concretas”, asegura el eurodiputado de los Verdes Raül Romera, miembro de esta comisión. “Que las eurodiputadas puedan disfrutar de la baja por maternidad sin penalizaciones económicas y sin perder el voto es posible.”

Anuncios

7 respuestas a “Envejecimiento: Como posible solución, aumentar la participación activa de la mujer en la fuerza laboral. ¿Os recordáis de esta noticia?

  1. El tema es complicado, hay que lograr que las mujeres puedan compatibilizar su vida laboral y profesional con el cuidado de los hijos porque aún cuando haya igualdad en deberes de mujeres y hombres en el hogar, hay cosas que solo ellas pueden hacer.

    Me gusta

    • Quizás el problema más grave para esa “igualdad” sea que todos nos demos cuenta de no hay nada que solo nosotras podamos hacer.
      Realmente no lo hay, puesto que hasta amamantar incluso lo puede hacer el padre (los sacaleches y biberones sirven para eso).
      ¿Como vamos a lograr algo en lo que no creemos?
      Conozco a un padre que no trabaja fuera de casa, cuida de sus hijos, ya que la mujer es la que tenía el trabajo fuera de casa, y los tres niños estan perfectamente bien!!

      Me gusta

  2. Harco:
    Celebro tu post sobre un tema candente que necesita ser solucionado para evitar que muchas partes del mundo se vuelvan residencias de ancianos, sin tener una base financiera por la población joven. Es indiscutible que hay que integrar mejor a la mujer en el mundo laboral, sobre todo para que puedan ser a la vez madres y trabajadoras en activo. En Alemania ha habido muy buenas inicitivas por parte del gobierno, como apoyos financieros por nino, baja por paternidad para el padre etc. Los paises más avanzados en este sector son los paises escandinavos, que oh! sorpresa! no tiene problemas de envejecimiento.

    Me gusta

  3. Es cierto!
    He extraído este texto de un artículo que publica el diario La Razón:
    “España destina en la actualidad un PIB cercano al 1,5% a las ayudas familiares; la media europea está en el 2,1%. Nuestro país concede alrededor de 24 euros al mes por hijo; en el continente, 125 euros. El gasto medio que nuestro Gobierno destina por persona al año en lo que a políticas familiares se refiere es de 238 euros; en la Unión Europea, es de 500 euros. Siempre que hablamos de cifras en política familiar, España se sitúa a la cola de Europa. La ecuación es sencilla: cuantas más ayudas, mayor natalidad. Las españolas tienen de media 1,39 hijos; en Francia, la primera de la lista, la media está en 2 niños; en Irlanda, 1,93; en Suecia 1,85; en Reino Unido, 1,84. Todos estos países destinan mayor porcentaje de PIB. Así, hasta colocar la media europea en 1,56 hijos. Más inversión y una mayor apuesta por la conciliación entre vida familiar y laboral, que en el resto de Europa se está produciendo y que en nuestro país pasa de puntillas. Ésas son las reivindicaciones de las asociaciones en defensa de la familia, que coinciden en nombrar a Francia como el espejo en el que reflejarse. Si una madre quiere sumar a la baja maternal una excedencia laboral para pasar más tiempo con su hijo, ésta no le es remunerada. En Francia no ocurre. Allí, el Estado te remunera ese tiempo porque considera que la madre cumple una función social”.

    Es por eso imprescindible para que aumente la natalidad que nuestro gobierno genere más ayudas a las familias, pero yo creo que tendrían que fomentar más a que las excedencias laborales REMUNERADAS las cogiera el padre y no la madre. Porque solucionaríamos dos problemas, por un lado el de la baja natalidad y por otro la IGUALDAD de condiciones para la mujer y el hombre. Los empresarios dejarían de discriminar a la mujer (en contrataciones, sueldos, responsabilidades) si los hombres y las mujeres se ocupen al 50% de los niños. Y para eso creo que hay que fomentar que sea el padre el que tenga una segunda baja paternal, después de los primeros meses con la madre y el padre.

    Hasta que esto no sea así no podremos hablar de aumento de natalidad, ni de algo tan importante como la igualdad de condiciones. Si a nuestra sociedad le interesa que la mujer esté en el mundo laboral, no se a que esperan.

    Me gusta

  4. Estoy de acuerdo contigo. No solo estamos hablando aqui del tema “el aumento de la participacion activa de la mujer en la fuerza laboral”, tambien sobre “igualdad”. Y compartir la baja paternal seria un buen primer paso, que daria pie a mas evoluciones.
    En principio estaba piensando en los siguientes pasos;
    -Un ley que obliga a las empresas a tener un cierto % de mujeres con un edad entre 22-35 en la plantilla.
    – Ayuda del Estado a las empresas que tienen mujeres con baja por paternidad, sino solo seria un gasto para las empresas.
    Pero trabajar en la “igualdad” daria mas poder para futuros evoluciones. Es lo que exige la vida actual para hacer frente a los gastos familiares, que lo exigimos con IGUALDAD a nivel laboral.

    Me gusta

  5. Estos temas con cierto contenido social me apasionan (sí, voy más para la UGT que para la patronal. Y MUY orgulloso me siento).

    Por suerte o por desgracia conozco gente de muchos países, y hablando con una família australiana de origen euskera (los paderes son vascos, los hijos y nietos nacidos en australia), me di de bruces con la realidad de nuestro país cuando aún no era adulto. Me comentaron que, al nacer los hijos, los toda la família vino a vivir a España. duraron 1 año, ya que con los horarios que tenemos aquí, apenas podían ver a sus hijos. En australia, como en varios otros países, la jornada acaba a las 5 y existen unos horarios mucho más flexibles, cosa que ayuda a “mantener” (no en el término económico) a la família.
    En varias empresas (principalmente en el extranjero, aunque aquí empieza a haber alguna, pero principalmente escasean) ya hay guarderías, lo puede resolver el problema de los horarios (¿qué haríamos aquí son los abuelos?).
    Según mi opinión, para empezar a resolver el problema de la edad, lo principal (que no único) que necesita España es un lavado de cara importante en su mercado laboral.

    Me gusta

  6. Siguiendo con el tema de la reforma del mercado laboral, os pego un´artículo muy interesante que acabo de leer. Creo que en este país, en el tema del teletrabajo, vamos bastante retrasados. Al menos esa es la experiencia que he tenido yo (y más con trabajos comerciales, que ir a la oficina no me servía ni ayudaba a nada). Sería otra medida que podría ayduar a aumentar la tasa de natalidad, en mi opinión:

    El teletrabajo, una asignatura pendiente en España

    Los modelos de trabajo diferentes, aquellos sistemas que son productivos pese a no basarse en la típica jornada a tiempo completo, calan “lentamente” en el mercado laboral español. Un informe elaborado por IE University y la consultora de relaciones públicas Kreab Gavin Anderson, titulado ‘Nuevos modelos de organización del trabajo en las empresas del Ibex 35’, refleja que sólo la contratación a tiempo parcial ha tenido un gran éxito entre las mayores firmas que cotizan en Bolsa.

    El estudio, realizado entre 20 empresas pertenecientes al Ibex refleja que un 70% de las empresas encuestadas ofrecen contrataciones a tiempo parcial. Sin embargo, el dato de contratos a tiempo parcial en España en 2007 (22,7% en mujeres, 3,9% en hombres) contrasta “vivamente” con la media europea (34,8% mujeres, 6,9% hombres).

    “La interpretación de la bondad de este tipo de contratos, sin embargo, varía notablemente entre los distintos agentes sociales (empresarios, trabajadores, sindicatos), con lo cual no es esperable que su implantación alcance la media europea en el corto plazo”, afirma la decana de IE School of Psychology, Cristina Simón.

    A pesar de que algunos estudios apuntan a que las empresas valoran de la misma forma en términos de motivación a los trabajadores a tiempo parcial que a aquellos con contrato a tiempo completo, parece haber cierta resistencia por parte de los trabajadores a acogerse o solicitar este tipo de horarios.

    Teletrabajo: un 45% ocasional
    El informe revela que la segunda modalidad más extendida es la del teletrabajo. El 45% de las empresas ofertan diferentes opciones de teletrabajo, siendo mayoritariamente éste de tipo ocasional , pues en un 55% de los casos los empleados pueden elegir no acudir algún día a la oficina.

    Por su parte, el 22% de las empresas, de las que ninguna pertenece al sector tecnológico, ofrece la posibilidad de trabajo virtual o teletrabajo permanente sin asignación de puesto físico en la oficina.

    Los grupos de empleados que tienen mayores opciones de acceso a teletrabajo y trabajo virtual son los técnicos, seguidos de los gestores. Ambos colectivos se caracterizan por estar dotados de un mayor grado de autonomía en la organización de su trabajo.

    Esquemas menos conocidos
    Las empresas encuestadas también aportan datos sobre la implantación de algunos esquemas de organización menos conocidos, como las semanas comprimidas (15% de las compañías). Este modelo permite la concentración de la jornada laboral semanal en 4 días, y aporta un valor añadido a los más extendidos horarios flexibles, ya que implica eliminar algunos gastos relacionados con el desplazamiento.

    Una extensión del esquema anterior son las cuentas de horas de trabajo, que ofrecen el 35% de las compañías encuestadas. Para Simón “las cuentas de tiempo son una opción de flexibilidad tanto para el empleado como para la compañía, ya que a través de las negociaciones correspondientes se pueden gestionar las horas extras debidas a picos de trabajo de forma cómoda para el trabajador”.

    Trabajador sin barreras
    Respecto al concepto de ‘trabajador sin barreras’ o free-lance, es decir, el profesional que elige trabajar de forma independiente en función del interés o relevancia de los proyectos, sólo seis compañías ofrecían esta alternativa.

    Si tomamos como referencia la Unión Europea, encontramos que España se ubica en el grupo de los menos proclives a ofrecer políticas alternativas a la permanencia a tiempo completo. “Los países más cercanos a nuestro nivel de competitividad mantienen esquemas de flexibilidad mucho más amplios”, recoge el informe.

    En opinión de Cristina Simón, “lejos quedan aún modalidades absolutamente centradas en el empleado, como las que mantienen las empresas de los países nórdicos, que aportan una evidencia ejemplar de que la implantación de estos sistemas no es una cuestión de la naturaleza de los puestos, sino del cambio de estereotipos acerca del equilibrio entre el mundo del trabajo y la evolución del ciclo vital de los trabajadores”.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s